1/9/13

Como nunca, como siempre

1. Para un nuevo asalto, un nuevo Real Oviedo. Mismas aspiraciones, camino distinto, por más que el sinsabor del primer tropiezo no sea desconocido. El gol de Grego fue un jarro de agua fría para un Tartiere ilusionado tras el debut en Burgos, y que esperaba que los suyos metieran la velocidad de crucero desde el primer día. Dos puntos que vuelan del Tartiere, pero cura de humildad necesaria para aquellos que ya pensaban en un liderato sin bajar del autobús.

2. La apuesta de Granero es clara. Prioridad para el balón, obligación de jugar por abajo del primero al último. Orlando saca en corto buscando a uno de los centrales, ahí empieza todo. Héctor Simón como centro gravitacional del fútbol oviedista, se sabe y se siente importante, por fin está en su hábitat. A fin de cuentas, los que hacen bueno o malo a un estilo son los futbolistas, que no el entrenador. Granero probó la receta la temporada pasada ante el Zamora, y los azules se fueron 0-2 al descanso. Ahora, los medios a su alcance son otros.

29/6/13

Por la puerta falsa

El capitán abandona el barco. Aitor Sanz se acoge a una cláusula en su contrato por la cual podía rescindir de manera unilateral antes del 30 de Junio si recibía una oferta de superior categoría. El Tenerife parece ser su destino, nuevo proyecto en Segunda tras el ascenso y buscando refuerzos competitivos con lo mejor de Segunda B (Óscar Rico fue el anterior en firmar). De poco sirvieron los intentos de Granero y Del Pozo, la decisión estaba tomada y no había vuelta atrás.

Futbolista que no necesita carta de presentación. Indiscutible con todos los entrenadores durante estas tres temporadas, pocas veces recordado un consenso mayor entre cuerpo técnico y afición cuando tocaba valorar a un futbolista. Pulmón del centro del campo, sacrificio en la disputa y en el balón dividido, fue uno de los que hizo posible que el Real Oviedo se volviese vertical. Aitor Sanz robaba y soltaba al espacio, ahí se vio su mejor versión. Ejemplo de profesional dentro y fuera del campo, fue capitán ejemplar hasta el último día.

25/6/13

Última despedida, Manu Busto

"Cuando aparece el pequeño es otra historia; Manu nos lleva a otras dimensiones." Frase de Pacheta tras cumplir el '10' el centenario de partidos con la camiseta azul, es el resumir del paso de Manu Busto durante sus cuatro años en el Real Oviedo. Estandarte en su primera temporada, máximo goleador y referencia absoluta del colectivo; fue la luz que nos mostraba el camino con una segunda vuelta espectacular. Si Xavi Moré y Jandro fueron quienes lideraron la remontada en la tabla, el cántabro fue quien nos hizo soñar con que el retorno a la LFP era posible.

Equipo completamente apoyado y sustentado en la magia del '10', las actuaciones de Manu Busto eran dignas de un futbolista de Primera que se paseaba por la Segunda B. Jerarquía absoluta, voz y mando para hacer lo que quería y cuando quería. Futbolista con una supremacía fuera de lo normal, las mayores exhibiciones individuales que ha visto el Nuevo Tartiere desde su estreno corrían de su cuenta. Quince goles en una segunda vuelta para enmarcar, también asistente de lujo cuando asomaba en el balcón del área, Jorge Perona era su mejor socio. Jugadas para el recuerdo, como la que supuso el primer gol ante el filial esportinguista, estarán por siempre en la memoria oviedista; ese Manu Busto nos hacía recordar tiempos mejores y soñar con otros nuevos.

23/6/13

Uno de los nuestros, Xavi Moré

Llegó en el año del retorno a Segunda B por expresa petición de Raúl González, era la guinda del pastel para una plantilla que aspirase por el ascenso. Se perdió la pretemporada, no estuvo en las primeras semanas de Liga, aquellas en las que el equipo veía alejarse al grupo de cabeza. Fue el primero en tirar del carro cuando tuvo continuidad, extremo diferencial como hacía muchos años que no se veía en el Carlos Tartiere. Sostuvo al bloque en los meses de Noviembre, Diciembre y Enero, luego cedió el testigo a un Manu Busto de otro planeta. La ausencia de pretemporada le pasó factura a las piernas, llegó sin el aire suficiente al playoff ante el Pontevedra.

Extremo de los de antes, de los que aman jugársela en el 1vs1, de los que retan a su lateral en cada control de balón. Imparable cuando está en estado de gracia, futbolista que ejemplificó como nadie el 'efecto Pacheta'. La segunda era una temporada sombría, difícil, sin continuidad, y con el equipo al borde del abismo. Xavi no vivía sus mejores días: incómodo y en ocasiones carne de banquillo, exigencia alta por su anterior temporada pero sin posibilidad de ser correspondida. Hizo el primer tanto de la nueva etapa, el que abrió la lata del famoso "ganar al Eibar". Máximo beneficiado de un nuevo estilo, disfrutaba corriendo al espacio y estaba de dulce de cara a puerta. Acabó el curso en su mejor versión, todo estaba listo para un nuevo asalto en el tercer año. Y Xavi Moré, en su punto justo.

21/6/13

Último repaso

Precipitación de los acontecimientos, Granero y Del Pozo no pierden ni un segundo y ya han anunciado la baja de todos los futbolistas que acaban contrato con el Real Oviedo el 30 de junio, a excepción de David Fernández y Josep Señé, que tendrán ofertas para continuar una temporada más con el reto del ascenso a LFP. Se precipita el repaso al curso, luego llegará el tiempo de las despedidas.

Mediocentro:

Dolor de cabeza durante los primeros meses de temporada, con un Gálder Cerrajería que cumplía con las expectativas en cuanto a recorrido, desgaste y llegada desde segunda línea, pero con un equipo que era incapaz de encontrar la fluidez y la pausa en su juego para sentirse fuerte. Sorprende su baja por presencia e implicación, todo suma. Pascual fue solución puntual al problema en mediocampo, y en Enero fue la víctima de un paripé rocambolesco que acabó por devolverle al filial previa renovación por un año más con la primera plantilla. Llegó Héctor Simón desde Sabadell para acabar con el mal endémico del mediocentro.

19/6/13

Dando repaso: portería y defensa

Continuidad decidida de Granero y Del Pozo. Serán ellos los que planifiquen y añadan nombres propios al nuevo intento por ascender a LFP, una vez ha quedado olvidada de nuevo la figura tan necesaria del director deportivo. Serán días de rumores, pero antes que nada, Granero ya ha anunciado que lo primero de todo será hablar uno por uno con los que fueron sus futbolistas hasta el Lunes, y explicarles los planes del Club para con ellos. Antes de entrar, dejar salir; también comprobar lo que ya tenemos en casa antes de buscarlo fuera.

Por tanto, primero tocará analizar cuál ha sido el papel individual y colectivo de la plantilla que recién acaba de terminar su etapa en el Real Oviedo. Analizar roles, actuaciones, también las causas de estos rendimientos y lo que podrán dar determinados futbolistas de cara al curso que viene. No se trata de garantizar continuidad porque sí, quien no garantice un mínimo no se ha de quedar por decreto. Pero el ahorrar movimientos innecesarios será tiempo ganado de acoplamiento, adaptación a la exigencia del Club e implicación con la causa oviedista.

Todo apunta a que Granero querrá plantilla corta y aportación de futbolistas del Vetusta. Veremos si es la tendencia, o una simple declaración de intenciones que se queda en nada, como ocurrió en años anteriores. Alguno llama a la puerta, desde luego. Sigue eso la línea de buscar primero lo que ya está en casa.

18/6/13

Director deportivo, el olvidado

Apenas 48 horas después de la eliminación en Eibar, el oviedismo ya está ansioso por conocer cuáles serán las armas para el intento del año que viene. Unos pendientes del Grupo Carso y su grado de implicación, otros atentos a las palabras de Toni Fidalgo en lo que a la confección de la futura plantilla se refiere. Listas de altas y bajas, empieza el baile de nombres y no son pocos los futbolistas en las agendas de los aficionados de cara a reforzar al equipo. Aquí evitaremos el juego, lo primero será evaluar el rendimiento de la plantilla y analizar puntos mejorables y roles a asignar.

Pero siempre nos han enseñado que las casas nunca hay que empezar a construirlas por el tejado. En fútbol se va de la 'A' a la 'B', y de ahí a la 'C'; saltarse pasos no hace ir más rápido. En ese sentido se pronunció el presidente cuando dice que la figura del director deportivo "es prescindible en Segunda B". Unos hablan de sueldo innecesario,  se apoyan en el ahorro del Club para encomendar esa misión a otro trabajador que ya está dentro; en este caso sería Carmelo del Pozo siempre que Granero continuase como entrenador azul. Ya desempeñó esa función en el Hércules, posee informes de futbolistas como para ser reconocido como un hombre que controle el mercado.

Pero por primera vez en mucho tiempo el Real Oviedo tiene una solvencia detrás. Ha sido esta la temporada de la salvación económica, la que asegura la viabilidad del Club en el medio plazo. Situación idílica para sentar las bases del futuro de la entidad, sobre todo cuando se ha fijado una meta a lo lejos, que no es otra que el retorno a Primera División en un futuro próximo. Nadie dudará de la capacidad de Del Pozo para rastrear el mercado, pero: ¿qué pasará si Granero es cesado de su puesto? ¿Habrá que volver a empezar de cero cuando llegue un nuevo entrenador con nuevos gustos? Con el cargo de preparador físico como puesto oficioso, ¿es la persona ideal para crear lazos entre primer equipo, Vetusta y Requexón, sabiendo que su presencia va ligada a la de Granero?

16/6/13

El duro despertar

1. Si algo ha demostrado el oviedismo en estos años es que es capaz de levantarse con más fuerza tras cada golpe. Lo hemos visto esta semana, sin ir más lejos. Pero ya apeados de la carrera por el ascenso, el despertar del sueño es duro. Con una plantilla confeccionada en dos semanas, y con menos medios que en años anteriores, se ha alcanzado la segunda ronda de playoff a base de corazón, empuje y fe. Y cuando eso no basta, y el sueño se acaba, vienen días difíciles.

2. La dificultad era máxima: resultado adverso, rival magnífico y 90' en Ipurúa. El Eibar comenzó con iniciativa, dispuesto a no dejar que los de Granero se metiesen en la eliminatoria ni viesen el resquicio para asustar a Irureta. Capa arrastraba a Álvaro Cuello hacia dentro, Arruabarrena iba al espacio que dejaba el lateral y Baquero sufría para evitar peligros mayores. Minutos de zozobra, el 1-0 estuvo cerca y con ello el golpe de gracia.

14/6/13

Remontada, el paso final

Menos de 24 horas, la suerte está echada una vez que Granero anuncia la lista de dieciséis convocados. Solo queda esperar para comprobar el éxito de lo entrenado sobre el césped; para saber cuál de los dos banquillos fue capaz de llevar el partido a su terreno; para dejar que el balón y los futbolistas repartan suerte. Ipurúa será el  escenario final de una eliminatoria que dejará a uno de los dos combatientes a las puertas de la gloria que supone el ascenso a Segunda.

Repite convocatoria el técnico azul, con la excepción del retorno de Cerrajería a la lista en detrimento de Iván Rubio. Debut de Gálder en este playoff, baja sensible la del todocampista vasco durante los anteriores tres envites, por más que la sobresaliente actuación de Aitor Sanz y el paso adelante de Héctor Simón hayan minimizado su ausencia. Granero recupera una carta, recupera a un futbolista con trabajo, recorrido y desgaste, pero sobre todo, con gol desde la segunda línea. Sale de rotura muscular; veremos qué papel le tiene reservado el míster: si apuesta por él desde el inicio o le guarda como bala en la recámara. Lo que parece seguro es que será complejo que juegue los 90'.

12/6/13

Remontada, la primera piedra

Mitad de semana, tres días han pasado del mazazo que supuso la derrota en el Tartiere. Ya no hay ningún oviedista que no crea en la épica de eliminar al Eibar en Ipurúa, ni siquiera los que eran más pesimistas el domingo. Que el lunes hubiese oviedistas retirando el carnet de socio del Eibar para ver el partido del sábado, o que desde ayer otros hayan acampado durante 26 horas, haciendo cola en las oficinas del Tartiere para conseguir su entrada, dice mucho de la ilusión por un sueño, y del agradecimiento a una temporada que pase lo que pase será recordada como el punto de inflexión.

Creer que el milagro es posible; sin fe no habrá nada a lo que agarrarse. Granero debe recuperar mentalmente al grupo tras el palo que supuso el tanto de Guille Roldán. Vestuario abatido tras la derrota, no había más que ver sus caras cuando Symmachiarii reclamó la presencia de los futbolistas sobre el césped una vez acabado el partido. El lunes se empapeló el Requexón con mensajes positivos, fue el primer paso. La afición creyó antes que nadie, eso contagia a los jugadores porque la locura oviedista ya está presente en todos ellos.

10/6/13

Golpe de antaño

1. Golpe que hace un daño terrible, disparo de Guille Roldán en el 88' que va directo hacia el corazón de los oviedistas. Un jarro de agua fría que obliga a los azules a buscar el más difícil todavía en su visita a Ipurúa dentro de seis días. Una heroicidad, no un imposible. Tras meses de lucha por la supervivencia, que ningún resultado le quite al oviedista la ilusión por una victoria esquiva que algún día llegará. Aun sabiendo de la dificultad que entraña la machada en suelo vasco.

2. Guión calcado al de hace quince días ante el Albacete, incluso en lo que a ocasión visitante se refiere. Abaroa metió el miedo en el cuerpo a los de Granero en el segundo minuto de juego, y el Eibar, al contrario que los manchegos, olió la sangre desde el comienzo. Entradas por ambas bandas y sensación de peligro constante ante un Real Oviedo sobrepasado por el bofetazo inicial, y que bastante tuvo con defenderse de las acometidas armeras sin besar la lona.

3. Consiguen cambiar el guión del partido los azules a partir de Aitor Sanz, confirmando línea ascendente de las últimas semanas. Disputa, segunda jugada, obstáculo en zona de 3/4, los de Granero empiezan a crecer desde el robo y salida a la contra en busca de la meta de Irureta. Se asusta el Eibar, detecta que su momento inicial ya ha pasado, y la iniciativa se reparte. Ceden metros a los nuestros, quieren atacar con espacios. Demasiado ida y vuelta para un partido de playoff.

8/6/13

Real Oviedo-Eibar, la tercera batalla

Nueva batalla en el horizonte, otro paso por delante en pos del sueño. El bombo parece caprichoso, Albacete y Eibar son dos rivales de otro tiempo que ahora están en la misma lucha que nosotros. El objetivo de todos es volver a la LFP, el camino para ello se dignifica si quien está enfrente tiene una historia detrás, por más que en el campo todo se reduzca a un once contra once. Mañana toca el primer asalto, el Carlos Tartiere está listo para repetir un ambiente de Primera.

La guerra psicológica empieza durante la semana, son eliminatorias a 180 minutos pero los partidos duran mucho más de 90'. Diego Cervero traslada el favoritismo a los armeros, Granero los encumbra en rueda de prensa para activar al oviedismo pero seguro que de puertas adentro les muestra a los suyos que si siguen la hoja de ruta habrá opciones de victoria. El Eibar repite errores en la previa que ya cometió el Albacete: Rubén Suárez minimiza el fútbol del Real Oviedo como ya hicieran los manchegos tras el 1-0 de la ida, el secretario técnico armero resta importancia al factor Tartiere como antes hizo Sampedro, que después tuvo que rendirse ante los medios a un ambiente incomparable.

3/6/13

Primer paso, agónico

1. Segundo duelo a vida o muerte, todos lo son a estas alturas. Salieron al Carlos Belmonte Albacete y Real Oviedo conscientes de que un error te condena a Segunda B durante un año más. Ambiente de Primera, costumbre cuando los azules estamos de por medio, y es que no hay nada nuevo que se pueda decir sobre una afición que, de existir el karma, vivirá partidos de Champions por justicia divina más pronto que tarde.

2. Arreón inicial de los manchegos, muy metidos los de Sampedro sabiendo que inaugurar el marcador con tiempo por delante era sinónimo de eliminatoria ventajosa. Intensos en la disputa, con la segunda línea de Tete, Jorge Díaz y Sergio Molina al mando de las operaciones y Calle como referencia de la ofensiva local jugando de espaldas. Sobrevivir al primer cuarto de hora, y apaciguar el ímpetu manchego eran las prioridades de Granero.

29/5/13

Pedro Baquero, el reforzado

Si un futbolista azul salió reforzado del primer duelo de playoff, golazo de Héctor Simón aparte, ése fue Pedro Baquero. Discutido durante buena parte del curso a pesar de su regularidad, eclipsado por la espectacularidad y fortaleza de un Martín Mantovani que desde el primer día levantó al público del Tartiere de sus asientos para convertirse en el celador de la zaga azul. Baquero asumió su rol, con cualidades menos llamativas para el tackle y el corte, pero llegando a ser más imprescindible que cualquiera en los esquemas de Sarriugarte o Granero.

El onubense es el comienzo del ataque azul, aportando claridad y pausa en la salida de balón desde el perfil zurdo. Correcta primera parte ante el Albacete, en la línea de sus compañeros, un poco de cada uno sirvió para someter a los manchegos y llegar a vestuarios con ventaja. Tras el descanso comenzaron a flaquear las fuerzas en los chicos de Granero, y los de Sampedro cumplieron el primer paso de disputar la posesión para meter el duelo en su terreno. Fue entonces cuando la figura de Baquero creció por encima de todas las demás sobre el recuperado césped del Tartiere.

Difícil encontrar un futbolista en Segunda B al que, siendo central, no le queme el balón en los pies. Los manchegos lo tienen en Noguerol, por eso Cervero y Manu Busto priorizaron la recepción de Nuñez para castigar la salida manchega. Baquero representa la calma y la lucidez a la hora de tratar la pelota. El Real Oviedo no entregaba el control pero le costaba mirar al arco de Campos, dar un paso atrás podía suponer un acoso y derribo por parte manchega que hubiese sido taquicárdico para los azules. Baquero cogió el balón, buscó a Héctor Simón y Aitor Sanz en la medular, y tranquilizó a los suyos. Posesión defensiva para impedir al Albacete crecer.

27/5/13

Ilusión por bandera

1. Primera batalla, seguramente la más complicada de afrontar por eso del cambio de chip respecto a la Liga  Regular. Planteamientos diferentes, duelos a 180 minutos, vida o muerte. Todo es diferente para el futbolista, y los primeros instantes de partido suelen ser un conjunto de nervios e imprecisiones por parte de ambos equipos. Si a todo esto añades el espectacular ambiente del Carlos Tartiere, deducirás que el inicio será calcado al de otras grandes citas recientes.

2. Sin embargo, la cordura que imperó en Club y afición durante toda la semana tuvo su influencia en el terreno de juego. Sin presiones, ilusión y respeto al rival por bandera, playoff para disfrutar aun sabiendo que el objetivo soñado está a tan solo seis partidos de distancia. Salieron los de Granero dispuestos a sentirse fuertes, a llevarle la contraria a Luis César Sampedro cuando dice eso de que el Tartiere no juega. Presión asfixiante en primer tercio de campo manchego, y Xavi Moré acabando en chut para asustar primero.

21/4/13

Autoagresión

1. Enésima y última oportunidad para sembrar de ilusión el camino a la post-temporada. Escenario inigualable, 13.730 espectadores en el Tartiere para un partido que nunca imaginamos para Segunda B. Horario matutino, sol radiante en el cielo y aspecto azul en la grada para darle al choque un toque de playoff por más que lo que estuviese en juego sobre el césped fuesen esperanzas futuras más que otra cosa.

2. Granero obligado a recomponer el once ante las ausencias de Javi Cantero y Aitor Sanz. El valenciano hace 'debutar' a Álvaro Cuello, y devuelve la manija a Héctor Simón ante la ya asentada presencia de Iván Rubio. Íker Alegre también de vuelta a la banda izquierda, la intrascendente aportación de Pepe Díaz devuelve al gijonés a su costado. El resto son los de siempre, columna vertebral fijada por Granero para su búsqueda de identidad.

10/4/13

Josep Señé, as en la manga

Condenado por Sarriugarte a un rol anecdótico, a apagafuegos en situaciones desesperadas cuando el técnico vasco se quedaba sin opciones. Elogiado y reclamado por la afición por sus actuaciones en pretemporada, la falta de transparencia desde el cuerpo técnico respecto a sus ausencias de las convocatorias no hizo más que fomentar el debate en la calle. Los críticos utilizaron al chaval como arma arrojadiza y argumento contra Sarriugarte, y su debut ante el Leganés no hizo más que confirmar sospechas.

La baja de Manu Busto le abrió las puertas, pero Señé no tuvo la continuidad necesaria en el once para mantener el rendimiento que demostró en el partido ante los de Pablo Alfaro. Sarriugarte dio con la tecla antes de Navidad, Javi Casares como agitador por detrás del '9', y al catalán se le cerraron de nuevo las puertas del equipo. Después llegó Pepe Díaz, incluso Héctor Simón le relegaba en la rotación cuando aparecía el mal llamado 'trivote'. La recuperación de Manu Busto parecía condenarle definitivamente a la grada pero el relevo en el banquillo lo cambió todo.

8/4/13

Final perfecto

1. Fin de semana inolvidable para todo el oviedismo, movimiento 'Proud of You' para hermanarnos a todos con esos héroes anónimos que, desde el extranjero, aportaron su grano de arena en pos de la salvación de un sentimiento común, y desde hace unos meses, global. Sábado en el Requexón para abrir el apetito futbolístico, Domingo en el Tartiere para una fiesta que ni tan siquiera la lluvia pudo empañar. Dos días inolvidables.

2. Resultados de cara de los rivales más directos: pinchazos de Tenerife, Leganés, Caudal y Fuenlabrada para abrir importante brecha respecto al quinto clasificado y mantener cercano el objetivo de pelear por la segunda plaza. Luchar por algo en la seis jornadas restantes, evitar una relajación de varias semanas como ocurriera hace tres años para llegar al playoff manteniendo intensidad y nivel competitivo.

28/3/13

Empate, pero mejor sabor

1. Once inicial significativo en Valdebebas, con toda la confianza depositada en Iván Rubio y con Héctor Simón en la recámara para 'jugar' con el cansancio del primero. De vuelta Mantovani y Aitor Sanz, continuidad para Pepe Díaz en la izquierda y banquillo para un Xavi Moré que no pasa por su mejor momento. Quedan ocho semanas para recuperarle, y los 30' valiosos de hoy aportan mucho más que 60' sin ser diferencial.

2. Salen los de Granero cediendo iniciativa al Real Madrid 'C', regalando un tercio de campo y esperando a que los blancos pasasen línea de mediocampo para robar y lanzar la contra con Javi Casares. Menos espacios de la zaga a la espalda, menos riesgo en la salida de balón y más juego directo con Baquero lanzando la diagonal y Cervero impartiendo una lección de lo que debe hacer un '9' como él.

3. Diego y Manu Busto jugando a la misma altura, tapando 2vs2 la salida de Derik y Dani Suárez, e intentando que el cántabro fuese más continuador que hilo conductor. Pepe Díaz partiendo desde la izquierda pero sin buscar el duelo ante Joel, diagonal de fuera a dentro del cordobés mientras el equipo se volcaba a la derecha con Javi Casares como referencia. Más intenciones que peligro de un equipo que no asustaba pero que controlaba a su rival.

27/3/13

El cambio, Manu Busto

Referente al comienzo de temporada, ausente durante gran parte del curso por culpa de unas lesiones musculares que no le han dado tregua por el momento. Ausente en el gran momento del equipo entre Diciembre y Enero cuando la caza al líder era el único objetivo; también ausente en la crisis de resultados e imagen que acabó con los días de Sarriugarte como entrenador del Real Oviedo. Fue añorado como nunca, uno siempre se acuerda de los que no están cuando las cosas no salen.

Fue el abrelatas oviedista en los primeros partidos de Liga, con doblete en el debut en el Suárez Puerta y gol agónico ante el Fuenlabrada para el primer 'seis de seis' desde que comenzase nuestra andadura por la Segunda B. También vio puerta ante Alcalá y Ourense en el Tartiere, pichichi azul y referencia del colectivo hasta que una inoportuna gripe y una rotura de fibras le apartaron de un equipo que buscaba su identidad y su sitio en la tabla en aquellos meses de Otoño.

24/3/13

Corazón y vértigo

1. Sábado de fútbol en el Tartiere, horario poco habitual y ambiente más festivo de lo que la dinámica del equipo merece por la presencia del 'Capitan One' Michu para hacer el saque de honor. Historia viva del oviedismo, gracias a él (y al resto de canteranos que conforman nuestro poker mágico) el Requexón es conocido en el mundo futbolístico. Ejemplo de amor a unos colores y un escudo, su sola presencia debía servir como estímulo a una plantilla que centraba todas las miradas al no contar ya con su escudo Sarriugarte.

2. El inicio hace saltar todo por los aires, y eso que aún así el Tartiere tardó unos cuantos minutos en señalar a los suyos. Primer balón del Zamora en territorio azul, Orlando Quintana se queda a media salida y Sergio García la pone perfecta; vaselina impecable para el estupor de los 8.000 presentes en la Ería. Dos minutos de partido, 0-1 y los de Roberto Aguirre en un escenario con el que ni soñaban y que supieron manejar a la perfección durante la siguiente hora del choque.

13/3/13

Las prioridades de Granero

Miércoles completo en la agenda para José Carlos Granero. A primera hora, presentación ante la plantilla y primer entrenamiento con sus nuevos futbolistas para comenzar a preparar el vital partido en Butarque. Después, presentación oficial ante los medios en el Tartiere. Y por la tarde, segunda sesión con el equipo. El nuevo entrenador azul no pierde el tiempo, sabe que la semana es importante y cuantas más horas acumule con los jugadores, mejor.

Días revueltos en el cielo azul, tan solo en el Real Oviedo una decisión cuasi unánime, como lo era la destitución de Sarriugarte, puede acabar en una marejada institucional, además de ser pública y notoria por eso del dominio de las redes sociales en el entorno oviedista. Devolver normalidad, terminar con la tormenta y que la pelota vuelva a ser protagonista, serán los primeros pasos encargados a José Carlos Granero en sus inicios como nuevo jefe. En lo deportivo, cinco objetivos inmediatos, cinco metas para devolver la velocidad de crucero perdida hace mes y medio.

10/3/13

Sin retorno

1. Escenario de nuevo propicio para entrar de lleno en la lucha por el liderato. Oportunidad como ninguna, segunda derrota consecutiva del Tenerife, empates de Leganés y Fuenlabrada y 'hara-kiri' del Coruxo en O Vao ante el Real Madrid 'C'. Una victoria azul suponía triple empujón en la confianza de los nuestros: abrir brecha respecto a los perseguidores inmediatos; viajar a Leganés en siete días estando por encima de los de Pablo Alfaro; y acercarse a un Tenerife con dudas que ya sentiría el aliento oviedista en el cogote.

2. Sarriugarte recupera efectivos para el duelo ante el Caudal. Vuelven Diego Cervero y Manu Busto tras las lesiones musculares, también un Orlando Quintana que a partir de ya se adentra en la lucha por hacerse con la portería oviedista. Única baja de Álvaro Cuello, saliendo Javi Cantero de inicio. El lateral zurdo, además de haber adelantado a Lucien Owona en la rotación, era el único sustituto natural para el carril izquierdo.

7/3/13

Portería, empieza el juego

Orlando Quintana fue el refuerzo sorpresa en el mercado invernal, cuando empezó a sonar la baja de Mario Ruyales todos mirábamos al Vetusta para complementar a Dani Barrio, ninguno peinaba el mercado fuera de Oviedo ya que creíamos en la necesidad de una ficha senior para el lateral antes que para la portería. La idea de Sarriugarte iba por otro lado, creyó oportuno aumentar la competencia en el arco, fichar a alguien con experiencia en ascensos para ir sobre seguro en los meses de Mayo y Junio.

Dani Barrio como titular indiscutible para el técnico vasco desde la lesión de Mario Ruyales en la semana previa al inicio liguero en el Suárez Puerta. Hasta entonces, prioridad para el guardameta madrileño, con más minutos en pretemporada, más partidos, todo encaminado hacia un debut que nunca se produjo ya que la rotura del menisco de su rodilla izquierda le apartó los dos primeros meses del curso. Dani Barrio actuó en Liga y Copa, en la vuelta de Ruyales el equipo ya estaba en una sola competición y las rotaciones en portería no se plantean.

Su baja parecía clara, la limitación en el número de fichas senior condicionaba al cuerpo técnico, y para entrar antes debían dejar salir. Gastar dos fichas profesionales en la portería parecía un lujo prescindible, más cuando los nombres que sonaban para llegar en otros puestos no cubrían plaza Sub-23 con la excepción de Fran Sol. En la portería la limitación se marca en 25 años, todas las piezas parecían encajar para un fichaje secundario una vez que Dani Barrio se había afianzado en el once y conquistado la confianza de todos con sus méritos bajo palos.

4/3/13

Héctor Simón, el aspirante

Fichaje en el mercado invernal para solucionar las carencias en la sala de máquinas oviedista. Aitor Sanz y Gálder Cerrajería como la pareja indivisible para Sarriugarte, uno como referencia defensiva y el otro como el invitado sorpresa desde tercera línea para convertirse en referencia goleadora de los azules mientras Diego Cervero buscaba su punto justo. Pascual era la alternativa, con la llegada de Héctor Simón el canterano se fue al Vetusta en un movimiento inexplicable.

El catalán llegó a un equipo que adquiría velocidad, sumaba victorias (aún con el paréntesis de Gijón por el medio) para empezar a disputarle el liderato al Tenerife. Trayectoria en Segunda y pieza importante el curso anterior en el Sabadell, ese era el aval de Héctor Simón en su llegada a Oviedo. Insuficiente para empezar de inicio, Sarriugarte no repitió errores en la gestión de vestuario y el gerundense tuvo que esperar su oportunidad desde el banquillo, sumando minutos como recambio hasta poder entrar en el once.

Debutó en la última victoria convincente de los azules, aquel 4-0 en el Tartiere ante el Sanse y que ahora parece tan lejano. Héctor salió desde el banquillo, apenas quince minutos pero suficientes para demostrarnos su golpeo de balón de otra categoría, sirviendo en falta lateral el último tanto a Javi Cantero. Refuerzos llegados de Segunda para aumentar competencia interna, once titular establecido y dinámica ganadora para atacar de una vez por todas al liderato. En Alcalá se torció todo, esas sensaciones son ahora un mero recuerdo y es que el partido del Domingo ante el Caudal será en la lucha por aguantar el tercer puesto y no por escalar a lo más alto.

28/2/13

Encrucijada Sarriugarte

Entrenador en el ojo del huracán, mirar al banquillo es el tópico más recurrente en el mundo del fútbol cuando vienen mal dadas, igual que cuando se justifica una derrota en base a la falta de actitud de los futbolistas que han saltado al césped. Cuerpo técnico y plantilla han de convivir con la crítica y el debate; unas veces será justo, otras no tanto, pero la exigencia va acorde a la entidad, la historia y la necesidad imperiosa (y vital) por salir de la Segunda B.

Tópico unas veces, justificado en otras, la realidad es que se mire por donde se mire el entrenador es el mayor responsable de los resultados de un grupo. Capataz, líder y dirigente, cabeza visible de todo un equipo y su trabajo, cuando uno se sienta en el banquillo ya sabe lo que le espera. Ganan los futbolistas y pierden los entrenadores, la injusticia es así en el Real Oviedo y en todos los sitios. Basta con mirar a los dos grandes de nuestro fútbol:  la manera de menospreciar los títulos del Barça diciendo aquello de que "esa plantilla no necesita entrenador". Ahora que su jefe está ausente por enfermedad, el Camp Nou se tambalea.

Para ser un buen líder has de dominar todos los campos, controlar el mensaje y saber transmitirlo. El éxito de un entrenador va más allá de sus conocimientos sobre el juego porque el fútbol cada vez abarca más campos. El Real Oviedo cumple los requisitos por masa social, cobertura informativa, también por historia. Tan importante es lo que se hace como lo que se dice, de puertas adentro y de cara al exterior. Igual que un técnico seduce a su vestuario y le convence de que su camino y sus formas le van a llevar al triunfo, ha de hacer lo propio con afición y medios. Será la manera de que todos vayamos a una, casi tan importante es un 'hábitat' como el otro.

26/2/13

Michu, the Capital One

Escenario inmejorable, la tradición británica al servicio del fútbol y Wembley como la casa oficial de todos. 82.597 espectadores llenaban el templo londinense para ver una Final de Copa de la Liga entre un modesto equipo galés y otro de Cuarta División (Third Division); ejercicio de cultura futbolística. El Swansea ante su gran día, segunda oportunidad para llevar el primer título oficial a sus vitrinas tras el anterior intento por la FA Cup, que se remontaba a 1926. Y en el año de su centenario.

Favorito el equipo de Michael Laudrup, no había duda alguna por más que enfrente estuviese el Bradford, viviendo un sueño tras haber dejado en la cuneta, entre otros, al Arsenal. Equipo revelación en la Premier, los 'cisnes' son el híbrido perfecto entre el estilo histórico de las Islas y el toque personal de un técnico tan elegante en los banquillos como lo era sobre el césped. Equipo doctorado en la ida de semifinales ante el Chelsea, el 0-2 en Stamford Bridge confirmó como realidad lo apuntado durante los primeros meses de competición. Los galeses también asaltaron el Emirates semanas antes,  
que se ande con ojo el Teatro de los Sueños porque es la pieza que les falta.

25/2/13

Agonía con premio

1. Ausencia de lesionados, minutos para Gálder Cerrajería sobre el barro del Tartiere. Sin duda alguna, la mejor de las noticias en la tarde de Domingo. Sin novedades en el estado del césped, así será mientras duren unas lluvias que no dan ni la más mínima tregua. Sobrevivir una semana sin bajas que añadir a la lista es un suspiro de alivio para un equipo que necesita a todos cuanto antes, más por la unión del vestuario y el 'todos a una' que otra cosa.

2. Llegaba el Rayo 'B' como antepenúltimo de la tabla, con ocho bajas y cinco juveniles en la lista de dieciséis. Víctima propicia en cualquier otro tiempo que ayer se convirtió en un enemigo de nivel y una montaña que escalar a base de insistencia, empuje y aliento. Los vallecanos cedieron cuando ya veían la luz al final del túnel en forma de puntito para la salvación. Doloroso destino para un equipo que puede irse del Tartiere con la cabeza alta.

20/2/13

Lucien Owona, difícil rotación

Llegada llena de sombras en su día, los precedentes de fichajes extranjeros no ayudaban en época de José Manuel; todos nos acordamos de Franco Fasciana, por decir uno. Llegó a Oviedo con problemas en su pasaporte pero el aval de haber pasado por la cantera del PSG. Sin documentación en regla no había ficha, ni del primer equipo ni del Vetusta. Mantener al futbolista en la ciudad durante tantos meses aumentaba el nivel de exigencia para cuando después pudiese vestirse de corto.

Planta de central, carencias tácticas que le desplazaron al lateral derecho por decisión de Pacheta. Aprendizaje a base de dar una de cal y una de arena, tan pronto sacaba el aplauso del Tartiere por un tackle feroz o una disputa prodigiosa que infundía el pánico por un mal control o un despiste en la marca. Partido a partido fue creciendo con el equipo, logró ser lateral que se atrevía con las subidas, llegó incluso hasta a doctorarse como central en San Mamés ante el Athletic. La inercia final fue la que fue, pero las bases estaban sentadas para un curso mejor que el anterior.

17/2/13

Desastre hecho costumbre

1. La humillación hecha costumbre, el desastre a la orden del día después de diez años de mediocridad y sinsabores. Alegrías puntuales para que sigamos en el camino, para que ninguno se baje del barco. Pero día a día tenebroso, afición expuesta a reveses impensables y a ofensas impropias a la historia de un Club que hace mucho que dejó de ser lo que era más allá de sus fieles.

2. Podríamos hablar de Tenerife como isla maldita si las derrotas fuesen exclusiva canaria. Cuando los traspiés se repiten uno tras otro y sin remedio debemos hablar de costumbre. Seis derrotas en trece partidos lejos del Tartiere, números impropios de un candidato al ascenso que echan por tierra una inmaculada trayectoria como locales. Y es que si alguna vez la historia juega a nuestro favor, es cuando la pelota rueda en la Ería.

14/2/13

Carlos Tartiere, urge solución

Problema recurrente en los últimos doce años, el césped del Tartiere ha sido un quebradero de cabeza desde el día de su inauguración. Pasto indigno, tan solo un paréntesis de dos-tres temporadas tras la visita de la Selección Española allá por 2007, todos recordamos la alfombra que recibió al equipo de Luis Aragonés allá por el mes de Septiembre de aquel año. La situación actual es insostenible, hasta llegar al punto de que entre lo que se ve cada quince días en la Ería y el fútbol, cualquier parecido es pura coincidencia.

Sarriugarte lleva meses de quejas ante la prensa, quizó dejamos pasar en Navidad la oportunidad de ser más directos que nunca en la denuncia. Vivimos unas Fiestas sin lluvias, aunque todos sabemos que un problema como el del Tartiere no se soluciona en tres semanas. Fue el primer reclamo de Arturo Elías en su visita al Real Oviedo, detectado el problema pero sin tiempo para la solución. Motivo de inocentada en Ovieditis, el césped sintético sigue siendo un 'tabú' pero visto lo visto al menos ha de ser unas de las opciones sobre la mesa.

12/2/13

Íker Alegre, dueño zurdo

Fue discutido en los inicios, de nuevo el pasado en el punto de mira como ya ocurriera con tantos futbolistas con pasado o relación esportinguista. Avalado por el cuerpo técnico, buena temporada con el Real Unión, indiscutible en banda izquierda y buen registro goleador en un equipo que compitió en el siempre difícil grupo vasco, y que como el Real Oviedo, se quedó a las puertas del playoff. Entró de lleno en la política de austeridad veraniega, futbolista de vuelta a su tierra con menor aspiración económica que otros en su puesto.

La sombra de Nano es alargada, el andaluz dejó el listón muy alto tras temporada y media sobresaliente a las órdenes de Pacheta. Cuando se quedó sin fuerzas el equipo perdió su sustento, el sueño del ascenso empezó con Xavi Moré y acabó cuando Nano no pudo más. Exigencia máxima para Íker Alegre, empezar con la misión de hacer olvidar a otro nunca es tarea sencilla, menos en un equipo que siempre aspira al máximo y en el que la necesidad va a más a cada año que pasa.

11/2/13

El barro, demasiado enemigo

1. La línea entre el éxito y el fracaso es más fina que nunca. Hace una semana el Real Oviedo llegó a ser líder provisional durante un buen puñado de minutos en su partido en Alcalá; ahora los azules ven como la diferencia respecto al Tenerife es de siete puntos. Tres partidos de distancia, un mundo que no es tanto porque dos semanas tontas te acercan al objetivo o te separan definitivamente. La Liga regular es muy larga, y muy dura; para todos. Pero el margen de error se hace cada vez más pequeño...

2. Duelo directo ante el Salamanca, cuentas pendientes por la dolorosa derrota de la ida y por el comportamiento de algún que otro personaje que no merece su minuto de gloria a costa del Real Oviedo. Victoria matutina del Tenerife ante el Leganés en el otro duelo estrella de la jornada, ambos serán los rivales de aquí a finales de Mayo, quién sabe si lo serán también en las eliminatorias. Resultado que obligaba a los de Sarriugarte a sumar los tres puntos para no perder la estela del primer puesto, objetivo irrenunciable de la Liga regular.

3/2/13

En Alcalá, la cara 'B'

1. Alineación que se hacía sola para jugar en El Val, las bajas condicionaban todo. Diego Cervero y Manu Busto por lesión, el césped del Tartiere se empieza a tomar sus primeras víctimas porque el esfuerzo y el desgaste muscular son muchísimo mayores sobre el barro. Íker Alegre por cinco amarillas, el hombre más en forma de la plantilla obligado a un descanso forzoso que nunca viene bien estando en racha. Las ausencias, dificultad añadida para visitar un campo en el que los azules sólo consiguieron ganar una vez; en la primera eliminatoria de Copa del Rey tras el ascenso a Segunda B, aún con Raúl en el banquillo.

2. Tres bajas y tres alternativas, por eso digo aquello de que la alineación se hacía sola. Fran Sol como recambio del '9', oportunidad para confirmarse como recambio de Diego Cervero; su aval, 32 goles la temporada pasada en Tercera. Pepe Díaz para jugar como segundo punta, para eso se le fichó en Enero visto el rendimiento del equipo con Javi Casares como agitador de la ofensiva por dentro. Y éste en banda izquierda, a pierna cambiada, dos estacas en los costados con Xavi Moré en la diestra. Futbolista por futbolista para mantener la idea que tan buenos frutos ha dado el último mes y medio.

3. Sarriugarte incumple la máxima y mete mano en el dibujo y en el sistema. Entra Héctor Simón en el mediocentro, el futbolista creador por el que todos añorábamos. El problema es la incapacidad manifiesta para decidir entre Aitor Sanz y Cerrajería, si lo que se quiere es primar lo que aporta Héctor Simón. Como no decide, el técnico vasco sacrifica a Fran Sol, desplaza a Pepe Díaz como referencia y se pasa a jugar a otra cosa. Fran Sol como alternativa en el banquillo, a su lado Jandro y Señé en Oviedo. Gálder a la mediapunta como ya pasara en Salamanca o Tenerife.

30/1/13

Tras el impass, Aitor Sanz

Aitor Sanz comenzó el curso siendo más imprescindible que cualquiera en el oviedismo. Dos temporadas de altura, se ganó el brazalete de capitán y el cariño de una afición con un rendimiento que dejaba claro que la Segunda B se le quedaba pequeña. Aitor Sanz y diez más, esa era la alineación para todos los entrenadores desde su llegada a Oviedo. El retorno de Cervero el pasado verano no desplazó su posición de líder del vestuario, sino que la reforzó. Ambos complementos, ejemplos de profesionalidad y entrega, la capitanía en buenas manos.

Indiscutible para Sarriugarte, el debate estaba en su pareja de baile. Empezó Pascual, llegó Cerrajería para formar junto a él una pareja indisoluble. Gálder es futbolista box-to-box que dicen en el Reino Unido: kilómetros, ida y vuelta, desgaste y llegada desde segunda línea. El mérito del vasco es fácil de reconocer, y es que ha conseguido en poco tiempo que una baja tan dura como la de Pelayo no fuese traumática. Ambos son las niñas bonitas de Félix, no se entiende una alineación del técnico azul sin la presencia de Aitor y Cerrajería.

20/1/13

Asalto al ascenso en Fuenlabrada

1. Semana agitada en el seno oviedista, llena de rumores, altas y bajas. Cambios en la confección de la plantilla, futbolistas que de un día a otro eran borrados de un plumazo por más que la baja de Óscar Martínez sí fuese previsible. Poco o nada se habló en los medios del partido en Fuenlabrada, duelo cumbre y piedra de toque para comprobar si la pesadilla del Molinón no sería ya más que un mal recuerdo.

2. Citación clarificadora de Sarriugarte para viajar a tierras madrileñas. Todos los fichajes dentro, cuentan desde el primer día. Sabía el técnico de la importancia de sumar los tres puntos en el 'Fernando Torres', por eso se aceleraron las incorporaciones durante la semana. Poder contar con la base de los que serán sus hombres para lo que queda de curso, cuanto antes mejor. A día de hoy, la lista de dieciséis demuestra que el papel de los jóvenes quedará en un tercer plano lo que resta de temporada.

16/1/13

Mercato, sobre altas y bajas

Jornada frenética en las oficinas del Real Oviedo, mercado en ebullición, reuniones y llamadas constantes, muchos frentes abiertos. Dos semanas por delante antes del cierre del mercado, pero la dirección deportiva quiere dejar todo atado cuanto antes para ganar tiempo de adaptación y acoplamiento de los nuevos. Vistas al partido en Fuenlabrada, duelo cumbre, por eso el Martes se vivió como si no hubiese mañana.

A primera hora ya eran cuatro los nombres propios: Pepe Díaz, Jürgen Damm, Fran Sol y Héctor Simón. El primero ya está en la capital, hoy toca reconocimiento medico y primer entrenamiento con sus nuevos compañeros. El segundo tramitando visados, pasaportes y demás documentación, ya no entrena con los Tecos a la espera de cerrar su pase. Las conversaciones con Real Madrid y Lugo continuan para cerrar la cesión de Fran Sol, vendrá para ocupar el rol de Óscar Martínez, 32 goles en Tercera el curso pasado le avalan como alternativa a Cervero.

Pero el eco que provocaron los posibles fichajes no fue nada comparado con el boom que provocan las salidas. Rompecabezas, apuestas, croquis para intentar descifrar quiénes serían los que harían hueco a los nuevos. Dudas con las fichas Sub-23, siempre hubo dos disponibles ya que Jandro juega con ficha del Vetusta. Necesarias dos bajas senior para hacer sitio a Pepe Díaz y Hector Simón; ahí es donde sobraban piezas del puzzle, pues más allá de la previsible salida de Óscar Martínez, el resto era una incógnita para el oviedismo.

14/1/13

Recuperando crédito

1. Empezar a ganarse el perdón del Tartiere, reconciliarse con una afición que siete días atrás había vivido el peor partido de su historia. No era tarea sencilla, sabía el equipo que cada minuto de incertidumbre y desasosiego se iba a traducir en presión y angustia desde la grada. Punto a favor para el Avilés en el previsible factor ambiente, futbolistas veteranos curtidos en mil batallas que sabrían jugar con el favor del reloj llegado el momento.

2. Sarriugarte mantuvo la idea, Javi Casares es el eje del nuevo Real Oviedo en su posición de segundo punta. Baquero al centro de la defensa para la salida limpia de balón; David Fernández desplazado al lateral, allí donde no es ni mucho ni poco pero que ya es más que muchos. Volvieron Cerrajería y Xavi Moré para darle lustre al once, formando probablemente la alineación titular para el playoff si las eliminatorias por el ascenso llegasen hoy mismo.

7/1/13

La mayor afrenta jamás contada

La humillación convertida en partido. Visitar Gijón para jugar contra el filial del eterno rival es el castigo de cada año, como si fuera poca la penitencia de deambular por las catacumbas del fútbol español desde hace diez temporadas. Partido sin nada que ganar, los tres puntos siempre son una exigencia por más que, en el día a día, el rival sea de la misma categoría que la tuya. Sumar tres puntos, agradecer a quien no te ha dejado solo, y volver a casa abriendo hueco con rivales para que el liderato sea cosa de dos; ésa debía ser la idea azul.

Sarriugarte no quiso tocar lo que funciona, Javi Casares repitió como segundo punta cerca de Diego Cervero tras su gran partido ante el Marino para despedir 2012. El jerezano por detrás del '9' es el gran acierto de Félix en lo que llevamos de temporada: cae a una banda y otra para buscar balón y arrastrar central o ganar superioridad, rompe en vertical para ganar la espalda, Javi Casares es el agitador de toda la ofensiva azul. Así no hay sitio para Manu Busto, los primeros días salvador y ahora recluido en el papel de revulsivo. Involucrarlo y convertirlo en jugador de 30' por partido, todo dependerá de la cabeza del cántabro y la capacidad de Sarriugarte para que cale su mensaje.