27/8/09

Reconquista: segundo asalto

Barrera de los 11.000 socios superada antes del comienzo de Liga; estadio con capacidad para 30.000 espectadores; más de 27.000 almas en un partido de Tercera División; una participación europea; decimosexto puesto en la clasificación histórica del fútbol español. Queda claro que la Segunda B no es el sitio del Real Oviedo, y que por más recién ascendido que sea, el objetivo azul debe ser el asalto a la LFP. Para eso se ha confeccionado la plantilla y eso exigirá la afición; si no es el ascenso, sí que se pelee por él hasta el fin.

Llega el primer asalto ante el CD Toledo, otro recién ascendido de Tercera División que busca volver a aquellos días de gloria en los que el equipo manchego rozaba el ascenso a la máxima categoría. En principio, no parten con las mismas aspiraciones en la presente temporada que el Real Oviedo, ni por presupuesto, ni por plantilla, ni por masa social, ni por exigencia histórica, pero no se les debe infravalorar porque en Segunda B cualquier equipo te puede hacer un descosido, y más en las primeras jornadas en las que las fuerzas están tan igualadas.



Llega el Toledo al Carlos Tartiere herido tras la eliminación copera a manos del Conquense (encuadrado en el mismo grupo II) por 1-0. Por lo que he leído en distintos foros y diarios, la imagen del conjunto toledano fue bastante mala, sin crear ocasiones de gol en la meta contraria y sin dominio en el centro del campo a pesar de jugar con un 1-4-1-4-1 y la consabida superioridad numérica en esa zona. Tan solo la entrada de Pulga como mediocentro y Guille en punta de ataque reactivó algo al equipo, pero sin llegar a llevar peligro alguno al área rival. Quizá esos dos nombres, sobre todo el del primero (que no fue titular por salir de una lesión), sean los que más haya que tener en cuenta de cara al Domingo. Serán los más frescos pues el resto del equipo acumula 120 minutos en las piernas al llegar el partido a la prórroga, aunque el Conquense mereciese sentenciar la eliminatoria sin necesidad de llegar al tiempo extra.

Raúl también debería introducir al menos dos o tres cambios para dosificar a una plantilla que viene de una pretemporada muy física y al que le esperan diez días muy duros, con partido entre semana en Lorquí y cuatro días más tarde en Guadalajara correspondiente a la segunda jornada de Liga. Espero que el Club haga un esfuerzo económico y los jugadores no vuelvan a Oviedo tras el partido copero de la próxima semana, sino que hagan un mini-stage para no acumular muchas horas de viaje en autobús en las piernas. El partido en Murcia obliga a que el equipo viaje de Martes si se quiere llegar al choque con una mínima frescura en las piernas; añadir vuelta el Miércoles de madrugada tras el pitido del árbitro con llegada el jueves por la mañana, y viaje otra vez el Sábado hacia Guadalajara para no viajar en día de partido.En total, 2700 kilómetros apróximadamente en cinco días con dos partidos de 90 minutos cada uno. Que cada uno saque sus propias conclusiones.



La plantilla es amplia y el entrenador debería poder introducir dos, tres o cuatro cambios sin que el nivel se resienta. Otra cosa sería un escándalo y el anuncio de un fracaso sonado a final de temporada. Jugadores que no participaron de inicio en Alcalá, como Rubén García, Iván Ania, Xavi Moré, Ander Larrea o Gonzalo si se recupera de su lesión, deberían ser titulares bien ante el Toledo o bien ante el Ciudad de Lorquí en Copa del Rey dentro de una semana. Eso queda a juicio de Raúl, pero en un partido en el Tartiere yo daría la alternativa a Larrea, Xavi Moré o Iván Ania, en un contexto que les favorece y ante un rival que parece no apretará en exceso. Con ellos, ganas fluidez en la posesión, amplitud en las bandas al ensanchar el campo con dos laterales largos como Ander y Barral o Invernón, y también calidad a balón parado.



Es fundamental empezar con dos victorias en Liga para colocarse en lo más alto desde el principio y dejar claro al resto de equipos del grupo que el Real Oviedo va en serio. Pero también lo es avanzar dos rondas más de Copa del Rey ante rivales de Segunda B para enfrentarse a un equipo Champions o Europe League en el torneo del KO como premio a una afición que lleva muchos años sufriendo en categorías indignas sin desfallecer ni abandonar en ningún momento al Club de su corazón. Raúl tiene ante sí un reto complicado y debe superarlo con éxito si quiere demostrar que está perfectamente capacitado para devolver al Oviedo a la LFP.

24/8/09

Misión: ensanchar el campo

Decía en uno de los últimos artículos que probablemente el Real Oviedo cuente con el mejor grupo de jugadores de banda de toda la categoría. Sin embargo, el juego por los costados no parece ser la primera opción de Raúl; no se optimizan los recursos de la plantilla cuando tenemos mimbres para rendir cumpliendo el ABC del fútbol, independientemente de quién juegue en esas posiciones.

Lo que le gusta al entrenador no lo vamos a descubrir ahora, ya quedó claro durante toda la temporada pasada. En Tercera teníamos unas bandas flojas y entiendo que abrir el campo no fuese la prioridad, sino una opción más dentro de la fase ofensiva del equipo. En Segunda B, aprovechar la calidad, la velocidad y el desborde de nuestros jugadores debe ser el objetivo número 1 de Raúl para llegar al gol.

Para imprimir velocidad al balón, para que haya espacios a la espalda de los defensas y se amplíen las opciones de desborde, y para que nuestros delanteros lleguen (que no estén) a zona de remate, es imprescindible retrasar la zona de presión del equipo hasta nuestro mediocampo y dejar que el rival salga de la cueva. Lo ideal, planteamiento 1-4-1-4-1 en fase defensiva, que permite una perfecta ocupación de los espacios y que facilita la rápida transición defensa-ataque en caso de recuperación de balón. Once jugadores en nuestro propio campo: si salen con la pelota jugada desde atrás, presión de dos jugadores a los dos medioscentros rivales con el punta tapando línea de pase hacia atrás; si apuestan por el balón en largo, tenemos un triángulo defensivo en zona central (centrales + pivote) para ganar la disputa, y dos mediaspuntas más dos volantes para vencer en la segunda jugada.



Tras robo, balón al pie de uno de los extremos para que intente desbordar en el 1vs1 con muchos metros por delante o trenzar jugada, o bien pase largo a la espalda del lateral para aprovechar la velocidad de los jugadores de banda. Imprescindible que no haya errores en la toma de decisiones del lanzador porque dependiendo de quién esté sobre el campo habrá que optar por una opción u otra. Si son Iván Ania y Xavi Moré quienes ocupan las bandas, es preferible que el pase sea al pie y que a partir de ahí se inicie la jugada de ataque, al ser dos jugadores muy técnicos, con muy buen dominio de balón y visión de juego, pero no muy veloces para llegar a línea de fondo y centrar. Si por el contrario son Invernón y Jandro los vestidos de corto, se debería optar por el balón a la espalda del lateral rival, al ser los dos jugadores con velocidad y zancada, ideales ofensivamente para ser carrileros en un esquema con tres centrales. Preferible que estas parejas no coincidan en el césped para tener alternativas distintas en las dos bandas.

Si se elige la primera opción (pase al pie del volante), el desmarque del punta debe ser en diagonal desde el centro a esa misma banda, bien para buscar la pared y que el volante se plante en las inmediaciones del área con la pelota controlada, o bien para que sea él mismo quien centre y aproveche la llegada la llegada desde atrás de los dos mediaspuntas y el jugador de la otra banda. Rayco/Manu Busto jugando como mediapunta izquierdo, con Curro en la derecha. El primero siempre debe romper en diagonal a la espalda del central diestro independientemente de por dónde vaya la jugada, y el segundo aguarda la pelota en zona de 3/4 para buscar el disparo desde fuera del área; el jugador de banda se incorpora bien al primer palo o al segundo dependiendo del movimiento del mediapunta. Si por el contrario se busca el pase al hueco a la espalda del lateral rival, será Miguel quien rompa hacia el primer palo para arrastrar a los centrales, con Rayco (o Manu Busto) y el otro extremo en el segundo palo, además de la llegada de Curro a la frontal para chutar desde fuera; hacia dónde va el balón será decisión del centrador.



ABC del fútbol: robo, apertura a banda, centro y remate. Todo muy simplificado, sí, pero dos acciones con las que el Oviedo aprovecharía al máximo las cualidades de sus jugadores ofensivos. No deben ser las únicas jugadas de pizarra que practique el equipo, pero sí tienen que estar presentes porque en la variedad está el exito. Dedicarnos única y exclusivamente al balón largo desde atrás para que Miguel lo baje no es el camino porque los rivales no tardarán en hacerle 'marcaje sandwich' para impedir que juegue de cara con sus compañeros.


OPCIÓN RAYCO A PIERNA CAMBIADA

Otra alternativa, que ya sugerí aquí y que Raúl parece tener muy presente de cara al miércoles es la de colocar a Rayco en banda izquierda para que entre tirando la diagonal entre el lateral y el central diestro. La jugada debe trenzarse en el sector derecho azul, con Miguel cayendo a la izquierda cerca del canario para que con un movimiento arrastre unos metros al central y amplíe el hueco por el que Rayco debe lanzarse en busca del pase de Curro o Manu Busto (por lo ensayado en el último partidillo). La definición debe ser aparentemente coser y cantar, encarando a portería para golpear con su pierna buena en un mano a mano contra el meta. Ya se probó contra el Zamora en el Tartiere y Rayco tuvo alguna ocasión; veremos cómo va la cosa en Alcalá.

21/8/09

Una plantilla para el ascenso (y III)

Cuatro jugadores para dos puestos en la delantera; parecería lo ideal pero repasando a los candidatos se aprecia que falta algo en esa posición. Al míster le gusta que el '9' juegue de espaldas a portería, que baje a recibir a zona de 3/4, que domine en el juego aéreo, que abra espacios para la segunda línea y juegue de cara a sus compañeros: un pívot de basket como delantero centro; Diego Cervero lo hacía la temporada pasada, Miguel lo hará ahora en el año del asalto a la LFP. Pero, ¿quién mantendrá el estilo cuando nos falte el titular? Nadie lo hizo la temporada pasada y nadie tiene las características para hacerlo en esta. La dirección deportiva no busca otro refuerzo y entiendo que sin la rescisión de algún jugador es imposible traer a nadie, pero negar que hace falta un delantero centro que pueda sustituir a Miguel en un momento dado es un error.



Rayco se ha reivindicado ante la prensa como delantero centro, como aspirante a ser el '9' del Real Oviedo, y no le falta razón. Jugador habilidoso, con buen 1vs1, genial en el desmarque a la espalda del central y con una punta de velocidad impresionante, lleva años demostrando que el gol le acompaña allá donde va y en ese sentido no hemos de estar preocupados porque garantiza como mínimo una docena de tantos. Pero la pregunta debe ser: ¿es el ideal para la concepción de Raúl? La respuesta, obviamente, es que no. Rayco es el punta perfecto para un equipo que domine el repliegue, que esté agazapado en su mitad de campo, que ceda iniciativa al rival y que salga a la contra con una transición rápida defensa-ataque. Tenemos medios para ello, con un volante que la pide al espacio como Jandro, un mediocentro con buen desplazamiento en largo como Curro, un mediapunta que domina la transición como Manu Busto y un punta veloz como el canario; pero Raúl parece no ser partidario de esta idea (al menos no es principal en su libreto), y lograr que un equipo completamente nuevo domine dos conceptos al 100% es muy difícil, por lo que será complicado ver al Real Oviedo jugar así. Eso no impide que estos mismos jugadores puedan coincidir sobre el campo en esas posiciones, una cosa no quita la otra.

En cambio, para la mediapunta, se cuenta con un ligero overbooking al haber tres candidatos claros a la posición (Nacho Méndez, Rayco, Manu Busto) más otros dos (como mínimo) con potencial para la misma (Xavi Moré, Iván Ania).

Nacho Méndez es el que parece estar más verde de los tres. Sigue en etapa de aprendizaje, lo ideal sería que tuviese muchos minutos en un favorito de Tercera pero las fichas Sub-23 mandan y deberá dar un paso adelante este año si no quiere ver cortada su progresión en el Real Oviedo. Destaca por encima de todo por su calidad técnica: jugador habilidoso, con facilidad para llevar la pelota pegada al pie, en carrera es difícil de parar si encuentra la punta de velocidad adecuada; tiene buena visión de juego y será un buen 'lanzador' en cuanto mejore en la toma de decisiones rápidas. Le falta gol y eso le hace partir en desventaja para entrar en el once de un equipo que esta temporada no dependerá de un solo goleador y que necesitará de los tantos de muchos jugadores para mantenerse arriba.

Manu Busto ha sido el fichaje estrella del verano y por el momento sólo se le han visto detalles de su gran calidad, pero le faltan entrenamientos para acoplarse al equipo y al entrenador. Características de pelotero, muy buen dominio de balón, visión de juego, atrevido en el 1vs1 y rápido, capacitado para aprovechar los huecos que deje Miguel y llegar a portería desde atrás. El año pasado hizo 18 goles con el Lorca y aquí se le exigirán cifras similares si se gana la titularidad porque capacidad ha demostrado para ello. El problema es que en esta pretemporada se le ha visto mucho más cómodo jugando en banda izquierda o derecha que como mediapunta, lugar al que está destinado. Sus apariciones en banda fueron fruto de la dosificación de Iván Ania o Jandro y la ausencia de Xavi Moré, pero demostró buenas maneras en el 1vs1, bien buscando el regate por el interior partiendo de la izquierda o bien dando amplitud al campo desde la otra banda. Ahora los costados están llenos y debe ganarse el sitio en el centro.



Para Raúl González, Miguel es fijo como '9', ha quedado claro en pretemporada. La posición de '10' se la jugarán entre Manu Busto y Rayco, aunque el míster probó el miércoles ante el Zamora una variante que ya propuse en el blog tras el partido ante el Ribadesella: Rayco en banda izquierda buscando la diagonal entre el lateral y el central diestros encarando portería para el golpeo con pierna buena. Una alternativa más de las muchas que tendrá a su disposición el entrenador al contar con tanto jugador de calidad en posiciones ofensivas.

18/8/09

Una plantilla para el ascenso (II)

Raúl deberá darle muchas vueltas a la cabeza para decicir a quién alinear en las cuatro posiciones de mediocampo y las dos de la delantera porque la competencia es intensísima y la igualdad predominante. Habrá jugadores que pasen por el banquillo más de lo que están habituados pero es el precio que tienen que pagar por formar parte de una plantilla que debe luchar por el ascenso a Segunda División por obligación. Es la exigencia del Real Oviedo.

Mediocentro

Pareja de medioscentros o mal llamados 'doble pivote'. Dos roles claros, defensivo y organizador; y dos jugadores para cada puesto, competencia feroz. Uno de los dos siempre debe guardar la posición, colocado en el vértice central cinco metros por delante de la pareja de centrales para sujetar al equipo y que la defensa no se quede en inferioridad numérica en caso de contraataque. El otro tendrá libertad para llegar a zona de 3/4 e inmediaciones de área, deberá presionar en primera instancia o ser el encargado de realizar la falta táctica, vital en cualquier equipo competitivo.

Por un puesto pelearán Pelayo y Mario Prieto, el día y la noche para una misma posición. Pelayo es un jugador mucho más frío, que aguanta mejor el sitio y que guarda mejor la posición, aunque debe habituarse a ser el tercer central en fase defensiva, estilo Xabi Alonso en el Liverpool. Reúne condiciones para ello: va bien de cabeza, no rehuye el choque ni la disputa, tiene buena salida de balón, juego a uno-dos-tres toques y tiene buen desplazamiento de balón en largo. Quizá peque de horizontal en su juego, seguramente porque la orden desde el banquillo sea no perder posesión en esa zona y no se vea aún con los suficientes galones como para arriesgar en el pase. Esta debe ser la temporada de su confirmación en un grupo que le favorece indiscutiblemente.



Mario Prieto, por el contrario, es un perro de presa andante, un cazador: no guarda el sitio sino que es el primero en presionar la salida de balón del rival, no tiene problema en ir al suelo con la planta del pie por delante, le encanta el cuerpo a cuerpo aunque se excede en las formas y este año le pueden penalizar mucho ese tipo de acciones. Con él, nos olvidamos de mediocentro posicional y de fluidez en la creación de fútbol desde atrás; no se esconde de la pelota, pero la diferencia entre él y el resto de medioscentros es abismal en esa tarea, aunque con libertad en la marca pueda sobresalir como en el playoff de hace unos meses.

El otro puesto se lo disputarán Rubén García y Curro. Uno llega de León con todo el crédito del mundo por su trayectoria, el otro debe recuperarlo tras una temporada nefasta en cuanto a actitud (ya está dando los primeros pasos). A los dos les encanta sentirse el eje del equipo y amasar la posesión de balón, aunque deben aprender a jugar sin él porque cualquier marca individual les desquiciaría igual que el Mallorca B desquició a Curro en el Tartiere.

Rubén García es zurdo, le gusta sobre todo jugar en corto y ha demostrado buen entendimiento esta pretemporada con Pelayo: comunicación continua y alternancia a la hora de pedir la pelota a los centrales, lo cual es un punto a su favor. Se le ha visto algo errático en el pase, quizás por querer arriesgar en exceso o quizás porque las piernas no le van todo lo bien que quisiera al ser la "pretemporada más dura que he tenido". Guarda bien la posición y no tiene problema en el repliegue.

Curro es distinto: siempre es él el encargado de pedir la pelota a los centrales, incluso colocándose a su misma altura; algo más estático en esa zona, busca mucho el pase largo y el cambio de orientación, aunque no es capaz de rectificar si no tiene el día en el pase. Tiene muy buen golpeo de balón, le encanta llegar desde atrás y buscar portería desde fuera del área aprovechando rechaces o dejadas de cara de los compañeros, ese es un punto que no tiene Rubén. Ambos están capacitados para ser titulares y de su actitud dependerán sus minutos sobre el campo.

Volantes

Seguramente sea el puesto que mejor tiene cubierto el Real Oviedo, y probablemente cuente con la mejor colección de futbolistas de toda la Segunda B en esa posición. Tres jugadores que serían titulares en cualquier equipo de la categoría, otro que es un dignísimo suplente y que sería indiscutible en muchos equipos de zona media en Segunda B.

Para la derecha, Jandro y Xavi Moré; competencia feroz por el puesto, a ambos les avala su trayectoria y se prevée una lucha muy bonita por la titularidad. Jandro tiene aptitudes para ser de lo mejorcito de la categoría pero en esta pretemporada no ha disipado dudas sobre su irregularidad, más bien al contrario. Pasa del frío al calor en menos que canta un gallo, es capaz de tener 15' prodigiosos y desaparecer el resto del partido. Muy hábil en el 1vs1, ayudado por su velocidad, no le cuesta encarar si se ve con confianza y muchas veces sale vencedor; juega casi siempre a dos-tres-cuatro toques y tiene capacidad de desmarque, además de un buen golpeo con pierna derecha. Será una buena alternativa el pase largo de Curro a la espalda del lateral zurdo para que Jandro llegue desde atrás.



A Xavi Moré le hemos visto menos, pero en pocos minutos ya ha dejado claro de lo que es capaz: no tiene el 1vs1 ni la chispa de Jandro, pero tiene una calidad que asusta. Aporta más juego combinativo que el canterano, tiene un toque de balón exquisito que le permite poner centros de gol aun con el contrario a un metro, como le hizo al Marino. Además, es capaz de alternar las tres posiciones de la mediapunta con lo que aporta nuevas variantes al equipo; no será extraño verle rondar la frontal del área y chutar a portería porque tiene calidad para ello; disparos con una colocación tremenda.

En el costado izquierdo Iván Ania e Invernón. El primero no necesita presentación: lo ha sido todo en el Real Oviedo y quiere devolverle, como mínimo, a donde estaba cuando él se fue. Iván tiene un guante izquierdo en el pie, una pierna de seda que no tiene parangón en Segunda B y que para sí quisieran muchos jugadores de Primera División. En ese sentido, asegura muchos goles y puntos a balón parado, ya sea golpeando desde la frontal del área buscando portería o bien sacando córners y faltas laterales para que otros empujen el balón a la red. Indiscutible su capacidad de asociarse, juega a uno-dos toques con una facilidad insultante, y, aunque nunca ha sido un especialista en el 1vs1, en esta pretemporada ha demostrado que puede desbordar. Capaz de pegarse a la línea para abrir el campo y centrar, o de buscar más el medio para jugar en corto y dejar el carril izquierdo libre al lateral; si el físico acompaña, marcará diferencias de todas las maneras.



Armando Invernón parece haber dado un salto de calidad este verano en una versión que no conocimos la temporada pasada. Largo recorrido en la banda, ha demostrado que puede subir y bajar con frecuencia e incluso intercambiar posición con Javi Barral (o Ernesto) si es necesario. Más velocidad que Iván, la aprovecha para buscar la espalda del lateral, aunque sufre en estático y el 1vs1 no es su fuerte, pero no por ello es manco en ese sentido, ya que con espacios puede llevar a muchos laterales. Aporta un plus en capacidad de sacrificio defensivo y en repliegue, pero penaliza en fase ofensiva comparándolo con Iván Ania. Habrá partidos para los dos.

16/8/09

Una plantilla para el ascenso (I)

Con la incorporación del lateral diestro Ander Larrea, cedido por el Bilbao Athletic, el Real Oviedo no da por cerrada su plantilla pero sí "dejará de buscar jugadores", en un claro síntoma de que salvo ganga inesperada y a tiro, Raúl González ya tiene a sus órdenes a los 22 futbolistas que deben devolver al club azul a la LFP que nunca debió abandonar.

¿Plantilla perfecta? ¿Roles repartidos? ¿Falta algún fichaje? Eso es lo que vamos a analizar hoy aquí, aunque voy a dejar bien claro de primeras que aunque la plantilla no sea inmejorable, sí es un grupo de garantías para luchar por el ascenso a Segunda y probablemente el mejor de toda la categoría en lo que a nombres se refiere.


Portería

Siguen, al igual que la temporada pasada, Aulestia e Iván. Ambos saben perfectamente cuál es su rol dentro del equipo, titular y suplente claros, aunque ello no quiere decir que uno no pueda quitarle el puesto al otro, pues Iván ya demostró en la última temporada en Segunda B del Real Oviedo que con continuidad puede ser un guardameta perfectamente válido.



Aulestia tiene un gran 1vs1, mucha agilidad entre los tres palos, buen juego con los pies y no flaquea en el juego aéreo; es un portero bastante seguro en líneas generales y no suele tener fallos de consideración, aunque no esté libre de ellos (Racing en pretemporada, Siero en el Tartiere en la 07/08).

Iván da más síntomas de inseguridad al carecer de la confianza que da la continuidad. Ha mejorado en la distancias cortas, tanto a bocajarro como en el 1vs1, es un portero muy ágil y espectacular, aunque es dubitativo por alto y con el balón en los pies. En ocasiones peca de exceso de confianza, sobre todo en chuts lejanos, aunque es complicado sorprenderle.

¿Se necesita un tercer portero? Raúl aprovechó el mercado de invierno la temporada pasada para fichar a Eneko y tener las espaldas cubiertas en caso de lesión o sanción de cualquiera de los dos porteros, sobre todo de vista al playoff de ascenso. Esta temporada se parte con el mismo objetivo y sería una contradicción por parte del cuerpo técnico no buscar otro arquero en el mercado si no se confía en el del Vetusta, aunque la limitación con las fichas deja poco margen. Este año, el portero no convocado no podría alternar primer equipo con filial, así que dudo que se haga otro fichaje en este sentido, salvo lesión de larga continuidad.


Defensa

La línea más corta de efectivos, aunque la llegada de Larrea da un respiro en un lateral derecho necesitado. En principio, se parte con tres centrales y eso siempre es un riesgo puesto que el juvenil Nico no cuenta como tal, sino como lateral; aunque en caso de necesidad parece que Raúl apostará por Javi Barral como central zurdo.

En banda derecha contamos con dos jugadores de perfil similar, aunque diferentes. Tanto Larrea como Rubén González son dos jugadores con buena salida de balón, a los que les gusta incorporarse al ataque; ninguno es un gamo pero no están exentos de velocidad, le dan buen trato al balón y garantizan una salida limpia desde atrás. En defensa, poseen rápidez y explosividad para no sufrir en exceso en 1vs1, aunque falte por ver qué capacidad tienen para recuperar posición y cómo dominan las basculaciones. El juego aéreo será el principal hándicap y se deberá tener cuidado con los balones al segundo palo desde banda izquierda rival.



Para el centro de la defensa, tres titulares, aunque uno por encima de ellos: Gonzalo, Dani Hedrera y Jorge Rodríguez. Indiscutible el primero, Gonzalo es el rey de la anticipación, colosal en el juego aéreo, domina el tackle y es un perfecto guardaespaldas para su pareja; aporta además una decente salida de balón desde atrás y es un referente del vestuario. Perfil 'Kaiser'.

En principio, y por todo lo andado la temporada pasada, Dani Hedrera será su pareja de inicio. Infranqueable por arriba, con buena zancada que le permite recuperar en distancias largas, aunque algo lento de cintura en distancias cortas; buen posicionamiento y correcto en la anticipación, también sabe sacar el balón desde atrás y no tiene problema a la hora de jugar en largo.

Jorge Rodríguez, con similares características que su compañero Dani Hedrera, aunque quizá algo más lento cuando tiene mucho espacio a sus espaldas. Muy buena planta, ideal para dominar el juego aéreo y para ir al choque, donde muy pocos podrán plantarle cara. Puede jugar también como lateral y mediocentro así que está habituado a estar en contacto con el balón y se nota.

En el lateral zurdo, dos jugadores (Javi Barral y Ernesto) por un puesto y una alternativa para el mismo (Invernón). El primero llega del Alcorcón y destaca por su gran vocación ofensiva, un lateral que piensa más en atacar que en defender; es rápido, tiene buen manejo de balón y se defiende en el juego aéreo. En estos partidos ha tenido algún lapsus en la marca (sobre todo en basculación), y alguna vez le han ganado la espalda, pero nada grave para un jugador que da todas las garantías en el puesto.



Y si Javi Barral las da, también lo hace Ernesto, que ha demostrado esta pretemporada merecerse un sitio en el primer equipo. Mucha vocación ofensiva, muy veloz, con buen trato de balón que garantiza una salida limpia, muy seguro a uno-dos toques, aunque no domina los balones a la espalda y sufre en el juego aéreo. Joya del Requexón que puede competir por el puesto de tú a tú y que debería disfrutar de muchos minutos esta temporada. Su destino apunta a qué él será el dueño de la banda izquierda del Tartiere durante la próxima década.


Con lo dicho, vemos que contamos con laterales ofensivos que garantizan buena salida de balón, rápidos y veloces; jugaremos con mucho espacio a la espalda de los centrales. Sufriremos ahí, necesario que el lateral de banda contraria a la jugada no suba y que uno de los medioscentros esté atento a la cobertura al no contar con centrales rápidos, aunque Gonzalo pueda apagar cualquier incendio.

Se necesitarán muchas horas de trabajo táctico en esta línea para ajustar movimientos, posiciones y coberturas pues la vocación ofensiva del equipo nos hace más frágiles en defensa. Raúl está trabajando con presión en primera línea tras pérdida por un lado y con falta táctica y repliegue intensivo por el otro; cualquiera de los dos son válidos siempre que se hagan bien, quedarse a mitad de camino supone dejar a la defensa vendida con mucho espacio a la espalda e inferioridad numérica.

14/8/09

El Requexón empuja fuerte

El Real Oviedo venció ayer por 0-3 al Ribadesella en el estreno del remodelado césped sintético de Oreyana. Los azules completaron el mejor partido de la pretemporada y los canteranos dejaron bien claro que se puede contar con ellos si es necesario.

Muy buena primera parte de Jandrín, que jugó en banda izquierda a pierna cambiada y que aporta la explosividad que no tiene Raúl en ningún otro de sus jugadores de banda. Muy descarado con el balón en los pies, buscó el regate por fuera y por dentro indistintamente, lo que dificulta mucho la labor del defensor. Además, en el gol dejó ver un detalle importante y al que se debería sacar provecho durante toda la temporada teniendo un delantero centro como Miguel, al que le gusta bajar a recibir y arrastrar al central con él: balón al hueco entre la espalda del central y el lateral y nuestro extremo entrando desde atrás para definir ante el guardameta en 1vs1 perfilando la pierna buena para el golpeo en dirección portería. Únicamente Rayco jugando en banda izquierda podría aportar esa solución táctica que ayer aportó Jandrín, al menos sobre el papel.

Compartió banda izquierda Jandrín con Ernesto, que en los primeros 45 minutos estuvo algo apagado pero que en la segunda parte se soltó e hizo una exhibición que le debería confirmar como jugador de la primera plantilla y seria alternativa a Javi Barral o a Dani Hedrera, pudiendo pasar el primero al puesto de central como ayer. Tuvo algún despiste en la marca pero los subsanó enseguida con una velocidad impresionante; estuvo impecable en la salida de balón, jugando en corto a uno-dos-tres toques y con pocas pérdidas; desdobló a Iván Ania en multitud de ocasiones e incluso anotó un gol en jugada personal. Quizá le falte algo de contundencia a la hora de cerrar cuando la jugada rival llega por la otra banda, mejorar un poco en el juego aéreo ... pero este chaval me parece una joya.

En el otro lateral estuvo Nico, confirmando así Raúl que su futuro está en la banda y no como central, como ya dije aquí. Se incorporó al ataque continuamente con más voluntad que acierto, pero es algo lógico: no está acostumbrado a jugar a dos-tres toques, a triangulaciones rápidas, a tocar y desmarcarse, a pensar sin el balón en los pies, a aguantar la presión rival a esos niveles. Todo eso lo irá cogiendo con partidos, y por eso es muy importante que en el División de Honor tenga continuidad toda la temporada como lateral diestro; sería síntoma de que las categorías inferiores piensan en el primer equipo. Defensivamente estuvo bien, tiene todos los conceptos y solamente deberá cuidar un poco más las basculaciones y mejorar en 1vs1.

En el mediocentro estuvo Yosu, el que pasó más inadvertido de todos ellos, pero no por demérito suyo sino por mérito del Ribadesella, que dificultó muchísimo la salida de balón de los centrales del Oviedo y desconectó a Yosu y a Pelayo en ese sentido. Cuando tuvo posesión, pocas pérdidas de balón, buena toma de decisiones al jugar en corto o variando con cambios de orientación muy bien dirigidos. Quizá no esté del todo listo para esta temporada, pero podrá seguir creciendo en el Vetusta y se le deberá tener en cuenta para el próximo verano.

Nacho Méndez estrenó titularidad esta pretemporada y se le vió algo más que en el resto de partidos, aunque dejó claro que el puesto de '9' referencia no es el suyo. Aún así, intentó muchas veces jugar de espaldas a portería, buscar la pelota en zona de 3/4 y tocar de cara para sus compañeros. Intercambió la posición con Villanueva en algunos momentos y fue entrando desde atrás cuando llegaron sus dos oportunidades, en las que en ambas abusó del golpeo con interior a la hora de disparar a portería, como si de Thierry Henry se tratase. No está mal la idea si estás dentro del área o a la altura del punto de penalty, pero en remates desde la frontal siempre hay que priorizar el golpe de empeine.

Los titulares rindieron a muy buen nivel en la segunda parte, pero creo que hoy es justo destacar a los chavales del Requexón. Y no, no me olvido de Pelayo, pero ya le considero jugador importante de la primera plantilla a todos los efectos y no creo que ayer pasase una revalida.



Ernesto, Nico, Jandrín, Yosu; alguno demostró estar preparado para jugar en el Real Oviedo desde ya, otros demostraron que se les debe tener en cuenta para un futuro inmediato porque cualidades les sobran. Hay que tener paciencia y no darles un exceso de responsabilidad ni de presión, deben seguir quemando etapas. Pero podemos estar tranquilos porque para años venideros ya tenemos algunos fichajes en casa.

12/8/09

45 minutos para la ilusión

El Real Oviedo empató ayer 1-1 ante el Marino de Luanco en el ‘Memorial Aniceto Campa’ disputado en Lugones. Sólo pude presenciar la segunda parte pero me dejó buenas sensaciones, se jugó muchos minutos a buen nivel y fue la falta de puntería la que impidió que el partido se decantase del lado azul.

Salió enchufado el Real Oviedo tras el descanso, amplia posesión de balón y buena labor de Rubén García en el centro del campo repartiendo juego y con muy pocas pérdidas en el pase. Se vio juego a uno-dos toques, cambios de orientación de banda a banda para forzar situaciones de 1vs1 de Iván Ania en izquierda y Manu Busto en derecha ante los respectivos laterales; Rayco por fin estuvo más suelto, encarando y creando peligro ante la portería de Guillermo, pero sin suerte de cara a gol; correcta la labor de Miguel combinando caídas a las bandas con apoyos en línea de ¾ para que los centrales no estén cómodos en el marcaje.

Me alegraron especialmente los buenos minutos de Manu Busto en banda derecha, al que se vio bastante alegre en el 1vs1, perfecto en la conducción y en el control, y poniendo buenos balones al área o pase hacia atrás para la llegada desde segunda línea. Compartió la banda derecha con Nico, que despachó un buen encuentro como lateral, sacando jugada la pelota desde atrás sin recurrir al balón largo, incorporándose al ataque y realizando alguna triangulación digna de mención junto al propio Manu. Nico debe saber que su futuro a medio y largo plazo está en el lateral y no en el centro de la defensa; en Profesionales no tiene la ventaja física que posee en División de Honor frente a la mayoría de sus rivales.

En fase defensiva, el equipo no presionó excesivamente arriba sino que apostó por replegar a la altura del centro del campo y que fuesen Miguel y Rayco (Nacho Méndez) quienes tapasen la salida de balón de los centrales del Marino. Variación del libreto, hay que dominar varios registros y me gusta que Raúl empiece a trabajar en ello. Muy juntas las dos líneas de cuatro, correctos los azules en las ayudas y mayor sensación de seguridad que en el amistoso ante la Cultural a pesar de haber encajado en la primera parte.

Hubo carrusel de cambios y el equipo bajó el ritmo ligeramente hasta que los ‘nuevos’ entraron en juego. Hay que destacar por encima de todo el último cuarto de hora para la ilusión que dejó Xavi Moré. Apenas lleva una semana de pretemporada pero demostró tener un nivel diferencial: necesita un toque o un control donde los demás necesitan contactar dos o tres veces con la pelota. Encaró al lateral rival con descaro y superándole casi siempre, hasta que puso un balón genial, con ligero efecto interior (de esos a los que el delantero les encanta rematar), para que Miguel anotase el gol azul. Mérito 100% para Moré, hubiese sido gol independientemente de quién rematase porque el balón fue perfecto.



90 minutos más de ensayos, de ritmo competitivo, de acoplamiento entre los jugadores; pero sobre todo, 45 minutos para la ilusión.

9/8/09

Decide la estrategia en León

Si hay un arma ofensiva en la que el Real Oviedo tendrá calidad diferencial durante esta pretemporada, se trata de la estrategia. Faltan ensayos, movimientos, jugadas, pero con dos lanzadores como Iván Ania y Curro, el equipo tiene asegurado sacar adelante muchos partidos en estas acciones. Anoche en León se empezó a demostrar esta cualidad: dos goles de falta directa en jugadas a balón parado y cierre de partido por 0-3 ante la Cultural.

Empezaron mejor los leoneses, haciéndose con la posesión de balón, superando la primera línea de presión azul y llegando con facilidad a zona de ¾, buscando casi siempre la banda izquierda para el 1vs1 de Yahvé ante Jorge Rodríguez. Fue por esa zona por donde llegó el peligro local: o en situaciones de mano a mano, o bien en balones a la espalda de Jorge. Si una conclusión se puede sacar del partido de ayer es que urge encontrar un lateral diestro porque queda demostrado que el puesto del gallego ha de ser el centro de la defensa, y el Real Oviedo no puede tirar una temporada entera con un jugador reconvertido para esa posición; se necesita un especialista, rápido y con buena salida de balón para no abusar del desplazamiento en largo como ocurrió en León.

También sufrió el conjunto azul en las jugadas a balón parado defensivas. Aulestia se mostró muy seguro por alto durante los 90 minutos, pero en aquellas jugadas en las que el balón se alejaba del área pequeña, siempre remataron los leoneses. Tiene que trabajar Raúl la estrategia ofensiva y defensiva, porque tenemos materia prima como para ser referentes en este tipo de acciones con jugadores como Dani Hedrera, Gonzalo, Jorge Rodríguez, Miguel, incluso Mario Prieto y Pelayo. En ese sentido, Yosu Uribe le dejó ayer un libreto de jugadas ensayadas bastante amplio y bien trabajado, mi reconocimiento desde aquí para él.

Y destacar a su vez la buena presión del Real Oviedo en primera línea de la Cultural o tras pérdida de posesión en zona de creación. Hace falta ajustar posiciones y movimientos (los locales superaron en bastantes ocasiones esa presión y llegaron con superioridad a zona de ¾), sufriremos si no lo hacemos porque la pareja de medioscentros queda retratada, pero la idea es buena: forzamos el pelotazo de Chus Bravo o del hermanísimo con frecuencia. Buen trabajo tanto de Miguel como de Rayco en este aspecto, bien secundado por las ayudas de Invernón y Jandro

En fase ofensiva, queda reflejada la necesidad y la dependencia que se tiene de Miguel como delantero centro: continuos apoyos a los medioscentros bajando a recibir a zona de ¾, juego de cara para entradas desde segunda línea, prolongaciones de cabeza tras balón largo de los centrales o de Aulestia. O se ficha otro delantero de similares características (sin necesidad de que sea referente en la categoría, sino un rol suplente), o Raúl comienza a trabajar alternativas en el juego para que el equipo no se resienta cuando sea Rayco quien actúe de ‘9’, como pasó en Mieres. Los compañeros van asimilando el fútbol de Miguel, hoy hubo mejor compenetración que en el partido ante el Racing; pero quedan por dominar las segundas jugadas, perdidas hoy en la mayoría de las veces ante los jugadores de la Cultural.

Muchas cosas que ajustar, como lo ya reflejado, los movimientos del mediapunta entre líneas o las pocas situaciones de 1vs1 que forzamos para nuestros volantes, pero buenas sensaciones al fin y al cabo al tratarse de un partido de pretemporada. Ahora llegan las semanas de trabajo táctico, la carga física va quedando atrás y se simultanearán explosividad y estrategia.



PD: quiero desde aquí darle las gracias a Mayweather_jr del Foro Oviedista por el diseño de la cabecera de este blog. Pedazo de artista eres.