24/8/09

Misión: ensanchar el campo

Decía en uno de los últimos artículos que probablemente el Real Oviedo cuente con el mejor grupo de jugadores de banda de toda la categoría. Sin embargo, el juego por los costados no parece ser la primera opción de Raúl; no se optimizan los recursos de la plantilla cuando tenemos mimbres para rendir cumpliendo el ABC del fútbol, independientemente de quién juegue en esas posiciones.

Lo que le gusta al entrenador no lo vamos a descubrir ahora, ya quedó claro durante toda la temporada pasada. En Tercera teníamos unas bandas flojas y entiendo que abrir el campo no fuese la prioridad, sino una opción más dentro de la fase ofensiva del equipo. En Segunda B, aprovechar la calidad, la velocidad y el desborde de nuestros jugadores debe ser el objetivo número 1 de Raúl para llegar al gol.

Para imprimir velocidad al balón, para que haya espacios a la espalda de los defensas y se amplíen las opciones de desborde, y para que nuestros delanteros lleguen (que no estén) a zona de remate, es imprescindible retrasar la zona de presión del equipo hasta nuestro mediocampo y dejar que el rival salga de la cueva. Lo ideal, planteamiento 1-4-1-4-1 en fase defensiva, que permite una perfecta ocupación de los espacios y que facilita la rápida transición defensa-ataque en caso de recuperación de balón. Once jugadores en nuestro propio campo: si salen con la pelota jugada desde atrás, presión de dos jugadores a los dos medioscentros rivales con el punta tapando línea de pase hacia atrás; si apuestan por el balón en largo, tenemos un triángulo defensivo en zona central (centrales + pivote) para ganar la disputa, y dos mediaspuntas más dos volantes para vencer en la segunda jugada.



Tras robo, balón al pie de uno de los extremos para que intente desbordar en el 1vs1 con muchos metros por delante o trenzar jugada, o bien pase largo a la espalda del lateral para aprovechar la velocidad de los jugadores de banda. Imprescindible que no haya errores en la toma de decisiones del lanzador porque dependiendo de quién esté sobre el campo habrá que optar por una opción u otra. Si son Iván Ania y Xavi Moré quienes ocupan las bandas, es preferible que el pase sea al pie y que a partir de ahí se inicie la jugada de ataque, al ser dos jugadores muy técnicos, con muy buen dominio de balón y visión de juego, pero no muy veloces para llegar a línea de fondo y centrar. Si por el contrario son Invernón y Jandro los vestidos de corto, se debería optar por el balón a la espalda del lateral rival, al ser los dos jugadores con velocidad y zancada, ideales ofensivamente para ser carrileros en un esquema con tres centrales. Preferible que estas parejas no coincidan en el césped para tener alternativas distintas en las dos bandas.

Si se elige la primera opción (pase al pie del volante), el desmarque del punta debe ser en diagonal desde el centro a esa misma banda, bien para buscar la pared y que el volante se plante en las inmediaciones del área con la pelota controlada, o bien para que sea él mismo quien centre y aproveche la llegada la llegada desde atrás de los dos mediaspuntas y el jugador de la otra banda. Rayco/Manu Busto jugando como mediapunta izquierdo, con Curro en la derecha. El primero siempre debe romper en diagonal a la espalda del central diestro independientemente de por dónde vaya la jugada, y el segundo aguarda la pelota en zona de 3/4 para buscar el disparo desde fuera del área; el jugador de banda se incorpora bien al primer palo o al segundo dependiendo del movimiento del mediapunta. Si por el contrario se busca el pase al hueco a la espalda del lateral rival, será Miguel quien rompa hacia el primer palo para arrastrar a los centrales, con Rayco (o Manu Busto) y el otro extremo en el segundo palo, además de la llegada de Curro a la frontal para chutar desde fuera; hacia dónde va el balón será decisión del centrador.



ABC del fútbol: robo, apertura a banda, centro y remate. Todo muy simplificado, sí, pero dos acciones con las que el Oviedo aprovecharía al máximo las cualidades de sus jugadores ofensivos. No deben ser las únicas jugadas de pizarra que practique el equipo, pero sí tienen que estar presentes porque en la variedad está el exito. Dedicarnos única y exclusivamente al balón largo desde atrás para que Miguel lo baje no es el camino porque los rivales no tardarán en hacerle 'marcaje sandwich' para impedir que juegue de cara con sus compañeros.


OPCIÓN RAYCO A PIERNA CAMBIADA

Otra alternativa, que ya sugerí aquí y que Raúl parece tener muy presente de cara al miércoles es la de colocar a Rayco en banda izquierda para que entre tirando la diagonal entre el lateral y el central diestro. La jugada debe trenzarse en el sector derecho azul, con Miguel cayendo a la izquierda cerca del canario para que con un movimiento arrastre unos metros al central y amplíe el hueco por el que Rayco debe lanzarse en busca del pase de Curro o Manu Busto (por lo ensayado en el último partidillo). La definición debe ser aparentemente coser y cantar, encarando a portería para golpear con su pierna buena en un mano a mano contra el meta. Ya se probó contra el Zamora en el Tartiere y Rayco tuvo alguna ocasión; veremos cómo va la cosa en Alcalá.