21/8/09

Una plantilla para el ascenso (y III)

Cuatro jugadores para dos puestos en la delantera; parecería lo ideal pero repasando a los candidatos se aprecia que falta algo en esa posición. Al míster le gusta que el '9' juegue de espaldas a portería, que baje a recibir a zona de 3/4, que domine en el juego aéreo, que abra espacios para la segunda línea y juegue de cara a sus compañeros: un pívot de basket como delantero centro; Diego Cervero lo hacía la temporada pasada, Miguel lo hará ahora en el año del asalto a la LFP. Pero, ¿quién mantendrá el estilo cuando nos falte el titular? Nadie lo hizo la temporada pasada y nadie tiene las características para hacerlo en esta. La dirección deportiva no busca otro refuerzo y entiendo que sin la rescisión de algún jugador es imposible traer a nadie, pero negar que hace falta un delantero centro que pueda sustituir a Miguel en un momento dado es un error.



Rayco se ha reivindicado ante la prensa como delantero centro, como aspirante a ser el '9' del Real Oviedo, y no le falta razón. Jugador habilidoso, con buen 1vs1, genial en el desmarque a la espalda del central y con una punta de velocidad impresionante, lleva años demostrando que el gol le acompaña allá donde va y en ese sentido no hemos de estar preocupados porque garantiza como mínimo una docena de tantos. Pero la pregunta debe ser: ¿es el ideal para la concepción de Raúl? La respuesta, obviamente, es que no. Rayco es el punta perfecto para un equipo que domine el repliegue, que esté agazapado en su mitad de campo, que ceda iniciativa al rival y que salga a la contra con una transición rápida defensa-ataque. Tenemos medios para ello, con un volante que la pide al espacio como Jandro, un mediocentro con buen desplazamiento en largo como Curro, un mediapunta que domina la transición como Manu Busto y un punta veloz como el canario; pero Raúl parece no ser partidario de esta idea (al menos no es principal en su libreto), y lograr que un equipo completamente nuevo domine dos conceptos al 100% es muy difícil, por lo que será complicado ver al Real Oviedo jugar así. Eso no impide que estos mismos jugadores puedan coincidir sobre el campo en esas posiciones, una cosa no quita la otra.

En cambio, para la mediapunta, se cuenta con un ligero overbooking al haber tres candidatos claros a la posición (Nacho Méndez, Rayco, Manu Busto) más otros dos (como mínimo) con potencial para la misma (Xavi Moré, Iván Ania).

Nacho Méndez es el que parece estar más verde de los tres. Sigue en etapa de aprendizaje, lo ideal sería que tuviese muchos minutos en un favorito de Tercera pero las fichas Sub-23 mandan y deberá dar un paso adelante este año si no quiere ver cortada su progresión en el Real Oviedo. Destaca por encima de todo por su calidad técnica: jugador habilidoso, con facilidad para llevar la pelota pegada al pie, en carrera es difícil de parar si encuentra la punta de velocidad adecuada; tiene buena visión de juego y será un buen 'lanzador' en cuanto mejore en la toma de decisiones rápidas. Le falta gol y eso le hace partir en desventaja para entrar en el once de un equipo que esta temporada no dependerá de un solo goleador y que necesitará de los tantos de muchos jugadores para mantenerse arriba.

Manu Busto ha sido el fichaje estrella del verano y por el momento sólo se le han visto detalles de su gran calidad, pero le faltan entrenamientos para acoplarse al equipo y al entrenador. Características de pelotero, muy buen dominio de balón, visión de juego, atrevido en el 1vs1 y rápido, capacitado para aprovechar los huecos que deje Miguel y llegar a portería desde atrás. El año pasado hizo 18 goles con el Lorca y aquí se le exigirán cifras similares si se gana la titularidad porque capacidad ha demostrado para ello. El problema es que en esta pretemporada se le ha visto mucho más cómodo jugando en banda izquierda o derecha que como mediapunta, lugar al que está destinado. Sus apariciones en banda fueron fruto de la dosificación de Iván Ania o Jandro y la ausencia de Xavi Moré, pero demostró buenas maneras en el 1vs1, bien buscando el regate por el interior partiendo de la izquierda o bien dando amplitud al campo desde la otra banda. Ahora los costados están llenos y debe ganarse el sitio en el centro.



Para Raúl González, Miguel es fijo como '9', ha quedado claro en pretemporada. La posición de '10' se la jugarán entre Manu Busto y Rayco, aunque el míster probó el miércoles ante el Zamora una variante que ya propuse en el blog tras el partido ante el Ribadesella: Rayco en banda izquierda buscando la diagonal entre el lateral y el central diestros encarando portería para el golpeo con pierna buena. Una alternativa más de las muchas que tendrá a su disposición el entrenador al contar con tanto jugador de calidad en posiciones ofensivas.