30/1/13

Tras el impass, Aitor Sanz

Aitor Sanz comenzó el curso siendo más imprescindible que cualquiera en el oviedismo. Dos temporadas de altura, se ganó el brazalete de capitán y el cariño de una afición con un rendimiento que dejaba claro que la Segunda B se le quedaba pequeña. Aitor Sanz y diez más, esa era la alineación para todos los entrenadores desde su llegada a Oviedo. El retorno de Cervero el pasado verano no desplazó su posición de líder del vestuario, sino que la reforzó. Ambos complementos, ejemplos de profesionalidad y entrega, la capitanía en buenas manos.

Indiscutible para Sarriugarte, el debate estaba en su pareja de baile. Empezó Pascual, llegó Cerrajería para formar junto a él una pareja indisoluble. Gálder es futbolista box-to-box que dicen en el Reino Unido: kilómetros, ida y vuelta, desgaste y llegada desde segunda línea. El mérito del vasco es fácil de reconocer, y es que ha conseguido en poco tiempo que una baja tan dura como la de Pelayo no fuese traumática. Ambos son las niñas bonitas de Félix, no se entiende una alineación del técnico azul sin la presencia de Aitor y Cerrajería.

20/1/13

Asalto al ascenso en Fuenlabrada

1. Semana agitada en el seno oviedista, llena de rumores, altas y bajas. Cambios en la confección de la plantilla, futbolistas que de un día a otro eran borrados de un plumazo por más que la baja de Óscar Martínez sí fuese previsible. Poco o nada se habló en los medios del partido en Fuenlabrada, duelo cumbre y piedra de toque para comprobar si la pesadilla del Molinón no sería ya más que un mal recuerdo.

2. Citación clarificadora de Sarriugarte para viajar a tierras madrileñas. Todos los fichajes dentro, cuentan desde el primer día. Sabía el técnico de la importancia de sumar los tres puntos en el 'Fernando Torres', por eso se aceleraron las incorporaciones durante la semana. Poder contar con la base de los que serán sus hombres para lo que queda de curso, cuanto antes mejor. A día de hoy, la lista de dieciséis demuestra que el papel de los jóvenes quedará en un tercer plano lo que resta de temporada.

16/1/13

Mercato, sobre altas y bajas

Jornada frenética en las oficinas del Real Oviedo, mercado en ebullición, reuniones y llamadas constantes, muchos frentes abiertos. Dos semanas por delante antes del cierre del mercado, pero la dirección deportiva quiere dejar todo atado cuanto antes para ganar tiempo de adaptación y acoplamiento de los nuevos. Vistas al partido en Fuenlabrada, duelo cumbre, por eso el Martes se vivió como si no hubiese mañana.

A primera hora ya eran cuatro los nombres propios: Pepe Díaz, Jürgen Damm, Fran Sol y Héctor Simón. El primero ya está en la capital, hoy toca reconocimiento medico y primer entrenamiento con sus nuevos compañeros. El segundo tramitando visados, pasaportes y demás documentación, ya no entrena con los Tecos a la espera de cerrar su pase. Las conversaciones con Real Madrid y Lugo continuan para cerrar la cesión de Fran Sol, vendrá para ocupar el rol de Óscar Martínez, 32 goles en Tercera el curso pasado le avalan como alternativa a Cervero.

Pero el eco que provocaron los posibles fichajes no fue nada comparado con el boom que provocan las salidas. Rompecabezas, apuestas, croquis para intentar descifrar quiénes serían los que harían hueco a los nuevos. Dudas con las fichas Sub-23, siempre hubo dos disponibles ya que Jandro juega con ficha del Vetusta. Necesarias dos bajas senior para hacer sitio a Pepe Díaz y Hector Simón; ahí es donde sobraban piezas del puzzle, pues más allá de la previsible salida de Óscar Martínez, el resto era una incógnita para el oviedismo.

14/1/13

Recuperando crédito

1. Empezar a ganarse el perdón del Tartiere, reconciliarse con una afición que siete días atrás había vivido el peor partido de su historia. No era tarea sencilla, sabía el equipo que cada minuto de incertidumbre y desasosiego se iba a traducir en presión y angustia desde la grada. Punto a favor para el Avilés en el previsible factor ambiente, futbolistas veteranos curtidos en mil batallas que sabrían jugar con el favor del reloj llegado el momento.

2. Sarriugarte mantuvo la idea, Javi Casares es el eje del nuevo Real Oviedo en su posición de segundo punta. Baquero al centro de la defensa para la salida limpia de balón; David Fernández desplazado al lateral, allí donde no es ni mucho ni poco pero que ya es más que muchos. Volvieron Cerrajería y Xavi Moré para darle lustre al once, formando probablemente la alineación titular para el playoff si las eliminatorias por el ascenso llegasen hoy mismo.

7/1/13

La mayor afrenta jamás contada

La humillación convertida en partido. Visitar Gijón para jugar contra el filial del eterno rival es el castigo de cada año, como si fuera poca la penitencia de deambular por las catacumbas del fútbol español desde hace diez temporadas. Partido sin nada que ganar, los tres puntos siempre son una exigencia por más que, en el día a día, el rival sea de la misma categoría que la tuya. Sumar tres puntos, agradecer a quien no te ha dejado solo, y volver a casa abriendo hueco con rivales para que el liderato sea cosa de dos; ésa debía ser la idea azul.

Sarriugarte no quiso tocar lo que funciona, Javi Casares repitió como segundo punta cerca de Diego Cervero tras su gran partido ante el Marino para despedir 2012. El jerezano por detrás del '9' es el gran acierto de Félix en lo que llevamos de temporada: cae a una banda y otra para buscar balón y arrastrar central o ganar superioridad, rompe en vertical para ganar la espalda, Javi Casares es el agitador de toda la ofensiva azul. Así no hay sitio para Manu Busto, los primeros días salvador y ahora recluido en el papel de revulsivo. Involucrarlo y convertirlo en jugador de 30' por partido, todo dependerá de la cabeza del cántabro y la capacidad de Sarriugarte para que cale su mensaje.