14/8/09

El Requexón empuja fuerte

El Real Oviedo venció ayer por 0-3 al Ribadesella en el estreno del remodelado césped sintético de Oreyana. Los azules completaron el mejor partido de la pretemporada y los canteranos dejaron bien claro que se puede contar con ellos si es necesario.

Muy buena primera parte de Jandrín, que jugó en banda izquierda a pierna cambiada y que aporta la explosividad que no tiene Raúl en ningún otro de sus jugadores de banda. Muy descarado con el balón en los pies, buscó el regate por fuera y por dentro indistintamente, lo que dificulta mucho la labor del defensor. Además, en el gol dejó ver un detalle importante y al que se debería sacar provecho durante toda la temporada teniendo un delantero centro como Miguel, al que le gusta bajar a recibir y arrastrar al central con él: balón al hueco entre la espalda del central y el lateral y nuestro extremo entrando desde atrás para definir ante el guardameta en 1vs1 perfilando la pierna buena para el golpeo en dirección portería. Únicamente Rayco jugando en banda izquierda podría aportar esa solución táctica que ayer aportó Jandrín, al menos sobre el papel.

Compartió banda izquierda Jandrín con Ernesto, que en los primeros 45 minutos estuvo algo apagado pero que en la segunda parte se soltó e hizo una exhibición que le debería confirmar como jugador de la primera plantilla y seria alternativa a Javi Barral o a Dani Hedrera, pudiendo pasar el primero al puesto de central como ayer. Tuvo algún despiste en la marca pero los subsanó enseguida con una velocidad impresionante; estuvo impecable en la salida de balón, jugando en corto a uno-dos-tres toques y con pocas pérdidas; desdobló a Iván Ania en multitud de ocasiones e incluso anotó un gol en jugada personal. Quizá le falte algo de contundencia a la hora de cerrar cuando la jugada rival llega por la otra banda, mejorar un poco en el juego aéreo ... pero este chaval me parece una joya.

En el otro lateral estuvo Nico, confirmando así Raúl que su futuro está en la banda y no como central, como ya dije aquí. Se incorporó al ataque continuamente con más voluntad que acierto, pero es algo lógico: no está acostumbrado a jugar a dos-tres toques, a triangulaciones rápidas, a tocar y desmarcarse, a pensar sin el balón en los pies, a aguantar la presión rival a esos niveles. Todo eso lo irá cogiendo con partidos, y por eso es muy importante que en el División de Honor tenga continuidad toda la temporada como lateral diestro; sería síntoma de que las categorías inferiores piensan en el primer equipo. Defensivamente estuvo bien, tiene todos los conceptos y solamente deberá cuidar un poco más las basculaciones y mejorar en 1vs1.

En el mediocentro estuvo Yosu, el que pasó más inadvertido de todos ellos, pero no por demérito suyo sino por mérito del Ribadesella, que dificultó muchísimo la salida de balón de los centrales del Oviedo y desconectó a Yosu y a Pelayo en ese sentido. Cuando tuvo posesión, pocas pérdidas de balón, buena toma de decisiones al jugar en corto o variando con cambios de orientación muy bien dirigidos. Quizá no esté del todo listo para esta temporada, pero podrá seguir creciendo en el Vetusta y se le deberá tener en cuenta para el próximo verano.

Nacho Méndez estrenó titularidad esta pretemporada y se le vió algo más que en el resto de partidos, aunque dejó claro que el puesto de '9' referencia no es el suyo. Aún así, intentó muchas veces jugar de espaldas a portería, buscar la pelota en zona de 3/4 y tocar de cara para sus compañeros. Intercambió la posición con Villanueva en algunos momentos y fue entrando desde atrás cuando llegaron sus dos oportunidades, en las que en ambas abusó del golpeo con interior a la hora de disparar a portería, como si de Thierry Henry se tratase. No está mal la idea si estás dentro del área o a la altura del punto de penalty, pero en remates desde la frontal siempre hay que priorizar el golpe de empeine.

Los titulares rindieron a muy buen nivel en la segunda parte, pero creo que hoy es justo destacar a los chavales del Requexón. Y no, no me olvido de Pelayo, pero ya le considero jugador importante de la primera plantilla a todos los efectos y no creo que ayer pasase una revalida.



Ernesto, Nico, Jandrín, Yosu; alguno demostró estar preparado para jugar en el Real Oviedo desde ya, otros demostraron que se les debe tener en cuenta para un futuro inmediato porque cualidades les sobran. Hay que tener paciencia y no darles un exceso de responsabilidad ni de presión, deben seguir quemando etapas. Pero podemos estar tranquilos porque para años venideros ya tenemos algunos fichajes en casa.