25/2/13

Agonía con premio

1. Ausencia de lesionados, minutos para Gálder Cerrajería sobre el barro del Tartiere. Sin duda alguna, la mejor de las noticias en la tarde de Domingo. Sin novedades en el estado del césped, así será mientras duren unas lluvias que no dan ni la más mínima tregua. Sobrevivir una semana sin bajas que añadir a la lista es un suspiro de alivio para un equipo que necesita a todos cuanto antes, más por la unión del vestuario y el 'todos a una' que otra cosa.

2. Llegaba el Rayo 'B' como antepenúltimo de la tabla, con ocho bajas y cinco juveniles en la lista de dieciséis. Víctima propicia en cualquier otro tiempo que ayer se convirtió en un enemigo de nivel y una montaña que escalar a base de insistencia, empuje y aliento. Los vallecanos cedieron cuando ya veían la luz al final del túnel en forma de puntito para la salvación. Doloroso destino para un equipo que puede irse del Tartiere con la cabeza alta.

3. Sarriugarte cambió el once que saliera en Tenerife, aunque finalmente matuvo intacta la línea defensiva, siendo de nuevo Javi Cantero el elegido para el banquillo y Lucien Owona con destino grada. Volvió Aitor Sanz para formar con Héctor Simón, también Javi Casares para acompañar a Pepe Díaz siendo Fran Sol sacrificado. El técnico vasco quiso un '9' móvil, eliminar referencia a los centrales y buscar los pasillos hasta la meta de Isma.

4. Equipo volcado esta vez a la diestra, Xavi Moré con ganas de protagonismo y buscando el 1vs1 para ganar línea de fondo. Si allí no se podía, Héctor Simón a los mandos para mover rápido de un lado a otro, empezar en la derecha e intentar acabar en la izquierda. Javi Casares agitando por dentro, Pepe Díaz opaco siendo el hombre más adelantado. El césped era dificultad añadida, costaba circular y costaba entrar, el Rayo 'B' no pasó apuros en los primeros 45'.

5. Salía el filial vallecano tras robo buscando a Perea en banda izquierda. El extremo la enseña, la esconde y te deja atrás, fue un dolor de muelas para David Fernández y casi acaba con Mantovani. Le sacó la amarilla al argentino, Sarriugarte tuvo que cambiarle tras el descanso porque Martín iba con pinta de no acabar el partido. Si los azules cerraban la izquierda, era Nono quien retaba a Álvaro Cuello en la derecha. Rival osado, atrevido, el partido no iba a ser un camino de rosas.

6. Ante el Salamanca hace quince días Sarriugarte apostó los tres puntos a la estrategia, la mala fortuna privó del tanto. El equipo encaja poco a balón parado, es una de las bazas solventes de la fase defensiva. Pero a perro flaco todo son pulgas, y tras una falta lateral llegó el 0-1. Golpeo de empeine, rosca hacia dentro y parábola, lanzamiento perfecto y dos vallecanos en el segundo palo para que en caso de que no la metiese el primero sí lo hiciese el segundo.

7. Fantasmas en el Tartiere, pitada camino a los vestuarios y 45' por delante para limpiar una imagen hecha añicos. Mordiente en el arranque, el filial madrileño esperando la suya a la contra. Dos hombres mano a mano ante Dani Barrio, el barro frenó la pelota cuando tan solo faltaba un toque para ajusticiar a los azules y quién sabe si sentenciar algo más. Quien perdona lo paga, y el césped de la Ería volvió a ser amigo de los nuestros para que el disparo de Pepe Díaz botase delante de Isma y cambiase la trayectoria para el 1-1. 

8. Se mueve el banquillo, Sarriugarte da entrada a Fran Sol y a Javi Cantero para encerrar al Rayo 'B' en el balcón de su área y esperar que el ataque a tumba abierta diese su fruto. El técnico vasco le entregó toda la banda izquierda a Javi Cantero, él y Xavi Moré pegados a la cal para estirar 'la lona' de hombres vallecanos. Javi Casares y Pepe Díaz con libertad por dentro, Fran Sol como hombre de área. El partido inclinado definitivamente al fondo Symmachiarii con 20' por delante para hacer el segundo.

9. Insistencia, los azules percutían pero la meta de Isma seguía lejos de los nuestros. Más corazón que cabeza; el balón parado volvía a ser el clavo ardiendo para sumar los tres puntos y así fue en un remate de Javi Cantero que se marchó alto por poco. Partido ya a contrarreloj, entraba Cerrajería para sumar llegada, entrada y remate. Sacrificados Héctor Simón y su golpeo en el cambio, quizá el elegido hubiese debido ser Aitor Sanz por aquello de que el regusto de un punto resultaba igualmente amargo.

10. Los jugadores creyeron, el partido agonizaba en el área vallecana y las contras visitantes hacía mucho que brillaban por su ausencia. A pecho descubierto, cada balón al área se convertía en batalla titánica. Muchas piernas en pocos metros, las posibilidades de penalty aumentan, y más en un barro que favorece la disputa en el sitio. Asumió Xavi Moré la responsabilidad tras su fallo de hace una semana; victoria en juego, ya íbamos más allá del 90'. Galones, liderazgo y fe, todo eso demostró el pucelano con un solo gesto. No podía fallar.

11. 2-1, tres puntos, segundo puesto recuperado tras la derrota del Leganés en O Vao. El líder venció fácil en el Heliodoro, la batalla por el primer puesto no existe ahora mismo ya que el Tenerife no falla. La parte alta se comprime, el Caudal cierra la terna de candidatos ya que la clasificación parece estar a punto de romperse tras el sexto puesto. Aún mucha Liga, habrá cambios. Pero el pelotón de cabeza va un paso por delante.

y 12. Sarriugarte en la cuerda floja, quién sabe si el penalty de Xavi Moré ha supuesto más que tres puntos. Insultos injustificados, protestas razonables pero que deben ser mostradas tras el pitido final y no antes. Rueda de prensa a la defensiva, de nuevo busca el técnico vasco justificar resultados en fracasos anteriores. Acostumbra Félix a tropezar siempre en la misma piedra, mirar a otros y no a uno mismo no le deja en buen lugar. A estas alturas ya debería saber que el Real Oviedo ha de volver a LFP, y que el futuro del Club en Segunda B no es viable...

Foto: RealOviedo.es