8/4/13

Final perfecto

1. Fin de semana inolvidable para todo el oviedismo, movimiento 'Proud of You' para hermanarnos a todos con esos héroes anónimos que, desde el extranjero, aportaron su grano de arena en pos de la salvación de un sentimiento común, y desde hace unos meses, global. Sábado en el Requexón para abrir el apetito futbolístico, Domingo en el Tartiere para una fiesta que ni tan siquiera la lluvia pudo empañar. Dos días inolvidables.

2. Resultados de cara de los rivales más directos: pinchazos de Tenerife, Leganés, Caudal y Fuenlabrada para abrir importante brecha respecto al quinto clasificado y mantener cercano el objetivo de pelear por la segunda plaza. Luchar por algo en la seis jornadas restantes, evitar una relajación de varias semanas como ocurriera hace tres años para llegar al playoff manteniendo intensidad y nivel competitivo.

3. Mantuvo Granero el mismo once que dejara buenas sensaciones en Valdebebas, con Javi Cantero e Iván Rubio afianzados de inicio, y Pepe Díaz repitiendo en banda izquierda. Ausencia de dos pesados en la lista, ayer fue Xavi Moré quien acompañó a Cerrajería para dejar su sitio a Jandro en el banquillo. Granero sigue dando minutos a todos, y únicamente Fran Sol, Álvaro Cuello y Lucien Owona no han debutado con el nuevo técnico.

4. Lluvia intensa las dos últimas semanas, césped blando y resbaladizo, difícil conducir el balón sin perder el equilibrio en la carrera. Aún así, aspecto mejorado respecto a anteriores envites. Defensa muy adelantada, presión e intensidad en la salida del filial colchonero, Iván Rubio en la confirmación de su nuevo status y Aitor Sanz reencontraba su mejor versión ya que a los azules no les costaba recuperar la posesión antes siquiera de que el rival pudiese estirarse.

5. Pasó que el Atleti 'B' se desperezó, superaba la primera línea de presión y se acercaba al área de Orlando Quintana. Paraíso para la contra azul, robar y buscar a Manu Busto era la consigna. El cántabro conduce, atrae, y cuando sale del primer regate, decide. El césped del Tartiere jugó en su contra, desperdició dos transiciones y llevó el run-run a la grada ya que los suyos eran incapaces de mirar a la portería de Bono más allá de un par de disparos lejanos.

6. Misma tónica en la reanudación, y los colchoneros haciendo daño con Manquillo e Iván en banda derecha. Los azules no buscaron profundidad por la izquierda como ya ocurriera en Valdebebas: Pepe Díaz vivía para la diagonal interior y Javi Casares detectó la carencia de Elvis en el otro costado. El Real Oviedo le regaló la banda a Manquillo y el chaval demostró el porqué Simeone ya le ha hecho debutar con el primer equipo en Liga y Europa League.  

7. Necesitaba el partido un golpe de timón, en la banda ya calentaban todos. Primero Jandro, luego Señé y Héctor Simón. No arriesgó Granero en la disposición, no esta vez. Mandó a Javi Casares a la izquierda, allí se perdió el andaluz intentando la guerra por su cuenta aunque de un rechace suyo venga la maravilla en el 1-0. Había superado a Elvis en el 1vs1, pero necesita Casares apoyarse en un compañero porque no siempre puede vivir del desborde al lateral.

8. La victoria estaba en una chispa, un descaro. Y nadie más atrevido que Señé para buscarlo. El catalán desborda, se vale de su zancada para ganar ese primer metro o para ser un cuchillo con metros por delante. Vertical como no hay otro en la plantilla. Golpea con las dos piernas, se hizo con el balón en la frontal con la derecha, y la puso en la escuadra de Bono con la zurda. Bendito caos del catalán. Maravilloso revulsivo para Granero, el chico no hace más que confirmar sus méritos para ser importante en este equipo.

9. Y en medio de la locura que invadía el Tartiere, apareció ÉL. Diego Cervero, aquel que ningún futbolista del planeta podría sustituir como jugador del Real Oviedo. Juego de espaldas, a un toque para dejarla de cara, disputa aérea; hacerlo tan fácil y simple es la mayor dificultad de todas. No podía fallar a su cita con el gol, no con Sid Lowe esperando a por su tanto. Despeje de Baquero para alejar peligro, y el '9' que pelea un balón imposible de esos que tanto le gustan. Gana la posición al central, protege el cuero de espaldas, se gira y la pone al palo corto. Maestro. Rey de reyes.

y 10. Fin de semana inmejorable, jornada redonda, oviedismo por los cuatro costados. Anoche vieron más personas al filial del Atleti que al primer equipo, se dice pronto. Y cuando el Tartiere empuja tiene una fuerza tremenda. Final de partido perfecto para terminar de enganchar aún más si cabe a todos esos benditos locos que nos han acompañado estos dos días, y que ya son uno más de nuestra familia azul. A todos, GRACIAS.

Foto: El Comercio