21/8/12

El mejor fichaje, Xavi Moré

Casi siete meses desde aquel fatídico 22 de Enero. Salto del Caballo, visita a Toledo con las miras en el segundo puesto, la batalla por el ascenso no había hecho más que empezar con el Real Oviedo bien colocado para el banderazo de salida. Xavi Moré volvía a la convocatoria tras la rotura fibrilar que le apartó de la eliminatoria copera ante el Athletic tras ser el artífice de la victoria azul en Valdebebas. Entró a los 32' en sustitución de Jandrín, fue la carta de Pacheta para no perder ni un minuto en á búsqueda de un empate que no llegó. Tras el descanso llegó la fatalidad, un mal gesto en el apoyo rompió el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha y quebró más de un sueño.

Nunca se sabrá que habría sido de la temporada sin aquél minuto fatal en el que Xavi salió y volvió a entrar al césped para instantes después decir adiós al curso. Diferencial como nunca, en su tercer año por fin pudo tener una pretemporada al uso y el resultado no se hizo a esperar. Goles en el primer tramo para ser la individualidad al rescate del colectivo; asistencias en el segundo para ser el estandarte del estilo oviedista. Era su momento, líder en el campo y referente fuera de él, respetado por compañeros y afición en pos de un ascenso que se truncó.

Ayer fue un día especial, por fin el vallisoletano puede sentirse uno más. Alta médica, que no deportiva, para poder trabajar día a día con sus compañeros y a la intensidad que le marque Félix Sarriugarte. Con el inicio de la Liga empieza su pretemporada particular, puesta a punto personalizada para entrar en dinámica de partidos a un mes vista. Para otros futbolistas un trabajo ingrato, para él será un placer el esfuerzo físico tras siete meses de dolor, rehabilitación, y gimnasio de la mano de Barreto. Tan sólo ellos conocen el calvario por el que ha pasado Xavi, imposible pensar en su recuperación sin la labor del bueno de Manuel.

Un mes para apretar los dientes, un mes de sufrimiento pero con balón de por medio para hacerlo ameno. Un mes para dar un paso adelante día a día, para acercarse al nivel de sus compañeros y para recuperar sensaciones en cada golpeo, en cada regate; un mes para afianzar esa rodilla en cada apoyo antes de la competición. Sin prisa pero sin pausa, la paciencia que se ha tenido hasta ahora para cumplir los plazos de recuperación no se deben tirar por tierra al ver cerca la meta, que se lo digan a Sergio Canales tras recaer de la misma lesión en su segundo partido de corto.

Será importante en los planes de Sarriugarte, las bandas siguen gozando de una importancia capital por más que la idea de Félix sea antagónica en las formas a la que tenía Pacheta. Buscar situaciones de 1vs1 en banda, ganar línea de fondo y hacer ancho el campo, eso no cambiará. Xavi Moré volverá a encontrarse con un contexto acorde a sus características, un contexto en el que explotar sus virtudes al servicio de todos; Xavi volverá a disfrutar haciendo lo que más le gusta, y nosotros con él. Bienvenido amigo, te hemos echado de menos.

Foto: lne.es