28/1/12

Jandrín y Abasolo, el gran reto

La mala noticia del pasado fin de semana no fue la derrota en el Salto del Caballo sino la grave lesión de Xavi Moré. Se cumplieron los peores pronósticos aunque la esperanza de un simple esguince nos mantenía expectantes. Seis meses de baja para el extremo catalán, adiós a lo que queda de temporada regular y también al playoff de ascenso. El equipo deberá jugarse el todo por el todo sin el referente, sin el futbolista que refleja a la perfección el estilo Pacheta, el que sujetó al bloque en las primeras semanas de duda. Crecer sin Xavi Moré, un desafío más. Por si ascender no fuese por si mismo una gran montaña a escalar.

Avisa José Manuel de que no hay urgencia por fichar, por una vez comentario acertado. No puede mostrar ansiedad el Real Oviedo por encontrar sustituto en el mercado, eso solamente acerca medianías y encarece el precio. Si viene alguien debe igualar o al menos acercarse al nivel mostrado por Xavi, de otra forma es innecesario. Pacheta va a muerte con los suyos, tampoco las arcas recomiendan un esfuerzo más si el que llega no da el salto de calidad respecto al resto. No hay límite en el calendario, al ser un lesionado de larga duración el Real Oviedo puede dar de baja la ficha federativa de Xavi Moré en cualquier momento para incorporar un futbolista. Mientras se peina el mercado, Jandrín y Abasolo lucharán por el puesto. Oportunidad para el chaval pero también para el vasco, lucha de futuro y presente.

El primero ha sido la alternativa en los meses de Diciembre y Enero, titular desde la eliminatoria copera ante el Athletic, minutos y partidos importantes para su desarrollo. El colectivo no se resintió del cambio, siguió sumando victorias en Liga salvando la derrota en Vallecas, dio la talla ante los leones de Marcelo Bielsa y volvió con fuerza de las Navidades. No fue decisivo Jandrín, no era momento para exigirle responsabilidades más allá de sacrificio defensivo y abrir el campo, no estando Manu Busto, Nano, Martins y el resto de veteranos allí. A partir de ahora la cosa cambia, Jandrín deberá hacer más que cumplir el expediente, no le queda otro remedio. Mayor profundidad, ganar el 1vs1 para que la única baza azul no esté en la banda izquierda.

El público mantiene el nivel de exigencia al jugador sin mirar el DNI; puede que incluso suba el listón con los del Requexón. El socio es soberano pero ha de saber que cada cosa tiene su momento. Pelayo empieza a ser indiscutible en su cuarta temporada con el primer equipo, antes las vio de todos los colores y alternó titularidades con épocas de pocos minutos. Todo eso va en la fase de aprendizaje. El papel de Jandrín aún es complementario, crecer a la sombra de Xavi Moré, pulir defectos poco a poco, ganar músculo y tren inferior para ser diferencial a medio plazo. Con la lesión del catalán deberá matricularse en un curso acelerado de madurez, tendrá que trabajar muy duro, sesiones extra de campo y de gimnasio si quiere salir vivo de la reválida porque todos los ojos estarán puestos en él.

El examen le viene demasiado pronto a Jandrín pero las cosas hay que afrontarlas según te vienen, puede que marque su futuro. Pacheta lo sabe, es consciente de que el chaval no puede ser el centro de los focos, por eso Abasolo apunta a titular ante el Celta B en el Tartiere. Medida para descargar de presión a Jandrín pero también para intentar recuperar a Paul, quizá la última oportunidad del vasco. Ya no hay excusa en el plano personal, el Gobierno indultó al futbolista por lo que la pena de cárcel queda en nada salvo que el chico vuelva a delinquir. Puede volver a centrarse en su profesión, tiene cinco meses por delante para volver a sentirse futbolista, para justificar su fichaje y recuperar su calidad; cinco minutos para ganarse el indulto más difícil, que no es otro que el del Carlos Tartiere.

Tendrá que ponerlo todo de su parte, adaptarse de una vez al estilo del míster: dejar las conducciones, ser directo y profundo pegado a la banda, estirar la lona rival para que sea más fácil jugar con espacios. Pacheta por su parte puede ganar con Abasolo un nuevo cromo, el de futbolista que aporte toque y pausa por dentro cuando el rival anule el estilo, el que sea capaz de jugar en zona de 3/4 cuando las líneas estén estiradas, un amigo para Manu Busto en la asociación. Dependerá del compromiso de Paul y sus ganas de reivindicarse, puede que hasta de su amor propio. Mañana comienza el reto.

Publicidad: Ovieditis es 'patrocinador' del espacio dedicado al Real Oviedo en el programa 'Asturias en juego' de Radio Vavel, en el que se repasará toda la actualidad futbolística del Principado cada Lunes de 17h a 18h
Foto: elcomercio.es