10/3/12

Ganar al Vecindario

Semana marcada por la polémica arbitral, casi no se ha hablado de otra cosa y es que la rueda de prensa de Pacheta el Domingo no dejó indiferente a nadie. Caló el discurso del míster, toda la afición con él, la sensación de impotencia en el Tartiere respecto a los colegiados viene de años atrás. En Luanco dijo el técnico que había que estar con él a todas aunque no se compartiese la idea, que había que anteponer el bien común y que después sería la hora de los reproches. La semana siguiente busca ganarse a todo el mundo, discurso popular, defiende a Club, afición y plantilla por encima de todo, da la cara por ellos sin importarle las consecuencias. Sabe que ése mensaje cala en la afición, que hay más para la causa que siete días atrás. Maestro ante los micros.

La exigencia es máxima, el error se paga caro porque la clasificación da un vuelco cada semana. Obligado sumar, no porque los rivales aprieten sino porque hacerlo supone distanciarse de ellos, siempre falla alguno. En Luanco se rompió la racha a domicilio, ahora toca acabar con el maleficio matutino y es que jugando a las 12h sólo se venció en el Cerro del Espino y Valdebebas, también al Tenerife en el Tartiere. Vecindario no será plaza fácil, allí pincharon Lugo y el propio Tenerife en poco más de un mes.

Césped sintético, seco, duro, bote irregular. La opinión generalizada es que la hierba artificial es la perfección de la natural, la evolución. Nada más lejos de la realidad. En Canarias se encontrarán los azules un césped que en poco se parece a una alfombra, curiosamente es el escenario perfecto para el juego directo de Pacheta y es que a más sequedad más bote, y a más bote más balón dividido, más disputa, más dificultad para el defensa porque la precisión en el golpeo y en el control es menor que en cualquier otro campo, la oportunidad es mayor para el punta.

Todo hace indicar que Rubiato y Martins volverán a repetir dupla atacante, no se podrá acusar al técnico de no ser consecuente y es que si apostó por ellos en Luanco debe hacerlo también en Vecindario, al menos según su idea. Con ellos no habrá duda sobre a qué va a jugar el Oviedo la mañana del Domingo: dos jabatos, dos fajadores, dos referencias para el lanzador Lledó y dos hombres fuertes en el balón dividido y en el cuerpo a cuerpo. Faltará precisión y pausa para bajar el balón, Manu Busto seguirá esperando su oportunidad desde el banquillo y es que el cántabro puede ser diferencial, en un césped donde todos sufren él puede ser distinto a todos.

Cambios obligados en defensa y centro del campo por la sanción a Pelayo; Pacheta recompondrá el once aunque queda la duda de si lo hará al completo o sólo jugador por jugador. Jorge Rodríguez gana enteros para formar en el medio junto a Aitor Sanz, Negredo volvería al eje de la zaga ocupando el sitio del gallego. De ser así quedará claro que el míster antepone la gestión de vestuario a todo lo demás, lo fácil sería amnistiar a Pascual tras su expulsión en La Roda y no tocar nada más pero acciones como aquellas no pasan por alto para un entrenador. Le costará al mediocentro recuperar la confianza de Pacheta, son los pequeños detalles los que marcan un curso. Falcón no es opción en Vecindario, físicamente será un partido exigente por la dureza del sintético y el toledano no está preparado.

Pascual señalado por el míster, Juanpa por la afición. Todas las miradas en él tras el paradón de Lledó ante el Alcalá, el hombre se agachó engañado por el punta madrileño y casi vuelan dos puntos del Tartiere. Sacarle del once sería señalarle como culpable por una acción desafortunada, absurda pero humana. Estuvo a gran nivel en Luanco, el Marino no chutó en todo el partido; el Alcalá lo hizo una vez, en la jugada mencionada con treta por el medio. Pacheta confía en el segoviano, no se tira piedras contra su propio tejado y es que por mucho que anteponga a sus chicos por encima de todo, nunca hará jugar a nadie que no le dé rendimiento.

Objetivo portería a cero, a partir de ahí esperar que la exigencia al Vecindario acabe dando sus frutos, gota a gota hasta que se parta la piedra, no es la última la decisiva sino todas las anteriores las que llevan al éxito. El tanto de Nano en Miramar y el de Teo el otro día son la demostración, el reflejo de la insistencia de este equipo. Porque si una característica define a este Real Oviedo es esa, sea más o menos brillante en la consecución. Y a un tercio del final de Liga hay que ir con esta idea hasta el último día.

#GanarAlVecindario

Publicidad: Ovieditis es 'patrocinador' del espacio dedicado al Real Oviedo en el programa 'Asturias en juego' de Radio Vavel, en el que se repasará toda la actualidad futbolística del Principado cada Lunes de 17h a 18h
Foto: OVDSport.es