5/3/12

Domingo de recortes, Domingo intenso

Todo patas arribas, miras la clasificación de una semana a otra y siempre ves un vuelco, de aquí a Mayo puede pasar cualquier cosa y no se descarta a nadie para el liderato ni tampoco para quedar fuera del playoff. Es algo ya dicho, nunca ganan los seis de arriba y es que si cumples en tu partido sabes que siempre recortarás puntos; no importa con quién, un día será con unos y al siguiente con otros, siempre con alguien. No era una jornada favorable salvo el duelo directo del Heliodoro pero resulta que el Real Oviedo dormirá tres puntos más cerca del Castilla y del Rayo B, y recortando también otros dos a Lugo y Albacete.

Fuimos a Luanco entre la espada y la pared, una semana después estamos a tiro de piedra del segundo puesto y ni el liderato es descabellado, el Castilla está a siete puntos teniendo que visitar el Tartiere y el Anxo Carro, el Domingo recibe al Rayo B en Valdebebas en lo que será una prueba de exigencia para los dos filiales; uno por demostrar liderazgo, otro por mantener el nivel. Los de Pacheta dependen de sí mismos para optar a cualquier meta, incluido el primer puesto. Las matemáticas dicen lo contrario pero el día a día del grupo no. Si el equipo da la talla como debe darla y compite como hasta ahora en los duelos directos, es tan aspirante como los demás para acabar en lo más alto.

Mismo once ante el Alcalá que ante el Marino, Pacheta siempre repite después de una victoria, ya lo hizo en Vigo después de vencer en Lugo en Copa tres días antes por más que aquella fuese una alineación para salir del paso en el Anxo Carro y repartir minutos en el inicio de temporada. Jorge Rodríguez repitió con Juanpa en el eje de la zaga, Rubiato formó con Martins en punta dejando a Manu Busto en el banquillo por cuarta vez en los últimos cinco partidos. Apuesta común del míster la de repetir once, con sentido por premiar el buen partido de los que formaban pero que pierde fuerza cuando dejas fuera del equipo a un pilar como a Negredo o no tienes en cuenta el factor Manu Busto en el Tartiere, quizá el cántabro esté en pleno proceso de entrenamiento individualizado para tenerle al 100% en la hora de la verdad.

Cuando algo funciona Pacheta no lo toca; el equipo estuvo a buen nivel en Miramar, Jorge y Juanpa fueron sólidos en Luanco y no se concedieron ocasiones sobre la portería de Lledó. Pero Negredo no se merece suplencia por cumplir sanción, no ha salido del equipo por demérito individual ni por una lesión que la haya hecho perder ritmo competitivo. Pasó lo mismo cuando Dani Barrio fue expulsado en Gijón, el tiempo le dio la razón al míster pero el mensaje al futbolista no fue el apropiado. Lo de ayer queda aún más en entredicho por sacrificar a un futbolista de la columna vertebral por alguien sin continuidad durante el curso y fuera de sitio.

El Alcalá formando con línea de cinco atrás y cuatro en mediocampo, protegiéndose del juego directo azul y acumulando gente en pocos metros para ser fuerte en la segunda jugada. Rubiato y Martins para combatir el fuego con fuego: faltó fútbol para combinar, separar las líneas y abrir huecos en una zaga numantina. Partido físico, Pacheta lleva el estilo al extremo, va con su idea hasta el final como hizo en Copa del Rey ante Javi Martínez y Amorebieta. No se crearon ocasiones, tan sólo una de Álvaro que el lateral envió por encima del larguero. Pero el equipo insiste, aprieta, obliga; y en Segunda B el rival siempre concede cuando se le exige. Así llegaron los tantos de Miramar y así llegó el de Teo ayer.

Con diez volvió a cambiar el partido, el equipo dio dos pasos atrás para no perder lo ganado y es que el peligro más que el rival lo origina el marcador corto. Que se lo digan hoy a Lugo o Toledo sin ir más lejos. En superioridad el Alcalá no creó ocasiones, con eso hay que quedarse, marca el índice de solidez del bloque por más que Lledó tuviese que convertirse en Santo en la última jugada del partido. El Real Oviedo no será un equipo fluido pero es un equipo contra el que nadie quiere jugar, es lo que quiere Pacheta y lo que nos está llevando a pelear de tú a tú un ascenso.

Las siguientes jornadas comenzaron a disputarse en la rueda de prensa, Pacheta radicalizó el tono y puso los puntos sobre las íes. Se queja en la victoria para que no haya reproches ni se le acuse de pataletas, así el mensaje gana fuerza y credibilidad, llega más. Fue directo, sin rodeos, como su fútbol. Señaló y puso las cosas claras, "el árbitro miente en el acta". Levantó la voz, defendió el respeto de Club, afición y plantilla, se gana a todos dando la cara por ellos. La rueda de prensa era más necesaria por unir al entorno que por la influencia que pueda tener en los árbitros, sabe que más importante que nada es que vayamos todos a una.

Todo en un pañuelo, seis equipos en nueve puntos, del segundo al quinto nos separa únicamente un partido, un duelo directo. Queda lo mejor, el equipo recupera sensaciones y es que lleva dos jornadas sin encajar. Hay que cerrar los ojos y empujar, lo importante es sumar victorias y trabajar para que la brillantez vuelva lo antes posible. La tremenda racha de Noviembre y Diciembre comenzó igual que terminó el partido de hoy, con una mano salvadora de Lledó en la última acción ante el Conquense.

Publicidad: Ovieditis es 'patrocinador' del espacio dedicado al Real Oviedo en el programa 'Asturias en juego' de Radio Vavel, en el que se repasará toda la actualidad futbolística del Principado cada Lunes de 17h a 18h
Foto: lne.es y elcomercio.es