30/11/11

En el ojo del huracán, Paul Abasolo

Ni está ni se le espera, Paul Abasolo es la decepción de la temporada como lo fue Miguel en la 2009/10 y Juanma en la pasada, siempre hay un futbolista que no cumple las expectativas, un centro de la frustración azul. Al primero se le colgó el cartel de sustituto del ídolo Cervero cuando era complemento, deportivamente no aguantó comparación ninguna. El segundo dejó que desear sobre el césped y cometió el error de encararse con la grada, después de muchos meses empieza a encontrarse a gusto en el equipo, invertir la dinámica tuvo un mérito terrible.

Demasiadas voces rodearon la llegada de Abasolo, un fichaje que nunca tuvo que cerrarse porque en el aspecto deportivo hipoteca a la plantilla, se sabía que en Enero podía verse obligado a dejar la disciplina azul si la sentencia judicial que está esperando le es contraria; encontrar un recambio de garantías en el mercado de invierno no es nada fácil pero el Club siguió apostando por él. En el extradeportivo nada que decir, demasiada polvareda rodea su caso, en nada le venía bien al Real Oviedo el fichaje de un futbolista que fuese más noticia por su vida personal que por lo que hiciese en el campo independientemente de entrar o no en juicios de valor. No somos nadie para juzgar, lamentablemente no todo el mundo piensa de la misma manera.

Paul Abasolo, jugador con una técnica y calidad de superior categoría, se hizo referencia del Real Unión y fue uno de los héroes de la eliminatoria copera ante el Real Madrid con gol en el Bernabéu, el Athletic tenía hecho su fichaje justo antes de que estallase el escándalo. El Lemona le recuperó para el fútbol, el Real Oviedo le dio la oportunidad de volver por la puerta grande pero no la está aprovechando. Incapaz de contagiarse del espíritu de lucha y ansia, no encaja en el estilo Pacheta. Futbolista frío, de conducción, poco sacrificio defensivo, nula intensidad pero capaz de maravillar sintiéndose referencia de sus compañeros y centro de atención, recuerda, llevado al extremo, al Manu Busto que se encontró el técnico burgales allá por el mes de Febrero y que ahora parece otro.

Para jugar con Pacheta debe reinventarse, ni el entrenador ni la grada soportan la pasividad, siempre han gustado en el Tartiere los jugadores de sangre caliente, por eso Tuto Sañudo sigue siendo un ejemplo. El Real Oviedo es la última oportunidad de su vida, después no habrá más para volver a sentirse futbolista, el tren sólo pasa una vez. No muerde, no hay lucha, no tiene hambre de fútbol. La afición azul no está aquí para recuperar a nadie más que a su equipo, no puede detenerse en un futbolista concreto aunque a poco que le ofrezcan ella siempre responde llevando en volandas. Ha sido el propio Paul quien ha provocado este divorcio con la grada.

Pero hay que mirar todo con perspectiva, el fanatismo no tiene hueco. Paul Abasolo antes que futbolista es persona, está pasando por un infierno, sabe que en dos meses puede volver a prisión y no es plato de buen gusto para nadie. Difícil centrarse en el fútbol cuando ese miedo rodea tu vida, la gente debe entenderlo y no recurrir al tópico de entrega, ganas y pasión por agradecemiento al Club y para aprovechar la oportunidad que te han dado porque siempre es más fácil hablar que actuar. Cada persona es un mundo, nadie salvo él sabe por lo que está pasando y hay una línea que el resto no debe cruzar nunca, que es la del insulto y la vejación. Un deportista en tan frágil como cualquier persona, puede que incluso más; no es fácil ser el centro de atención, John Carlin reflexiona sobre ello a la perfección en este artículo.

Ni un ‘pero’ a la crítica al Paul Abasolo futbolista, a la falta de actitud y hambre de su fútbol, ni una réplica a quien opine que su fichaje ha sido un error y que de seguir por el mismo camino debería ser baja en el mercado invernal, a día de hoy es un futbolista que aporta cero aunque algunos sigan confíando en que se le puede recuperar para la causa, que su auténtico fútbol vea por fin la luz. Por otro lado, repulsa hacia todos aquellos que se apuntan al ensañamiento personal hacia el jugador: pagar un carnet no da derecho a todo, la libertad de expresión no es una carta blanca y existen límites que nunca debemos superar. Por el bien de todos, y el del Real Oviedo primero.

Publicidad: Ovieditis es el nuevo 'patrocinador' del espacio dedicado al Real Oviedo en el programa 'Asturias en juego' de Radio Vavel, en el que se repasará toda la actualidad futbolística del Principado todos los Lunes de 17h a 18h.

Foto: rocf1926.blogspot.com