14/10/11

Entrevista a Michu: el crack

Parece que fue ayer cuando aquel chico espigado saltó al césped del Tartiere para desatascar al equipo de Rivas y dar la victoria a los suyos ante el Siero. Un desparpajo fuera de lo común, aquel día los oviedistas supimos que estábamos ante un chaval con madera de crack. Cumplió etapas en el primer equipo, se convirtió en referente para tocar la gloria en Ávila y más tarde el infierno con el descenso a Tercera de la 06/07.

Su fútbol aquí tenía techo, tuvo que emigrar a Vigo para no poner freno a su carrera. Paso a paso desde el filial se hizo con la titularidad en el Celta, al que casi lleva al ascenso. Pasó de ídolo a mito para nuestro Club cuando rechazó a los vecinos, nos hizo ver que el sentimiento aún importa para algunos, que el Espíritu 2003 no había desaparecido a pesar de que aquellos chicos ya no visten de azul. Hoy triunfa en Primera contra pronóstico de unos cuantos, el oviedismo disfruta de sus éxitos como si fuesen propios, es uno de los nuestros. Algún día nuestros caminos volverán a encontrarse, esperemos que los más alto posible. Pero la historia de Michu no ha hecho más que empezar, esto es sólo el principio...

- En primer lugar, darte las gracias por tu tiempo y por hacer un hueco para Ovieditis. Es un orgullo poder entrevistar a alguien que significa tanto para el oviedismo.
- No hay de qué, pero no me metas tanta presión (risas).

- Imagino que muy contento con el inicio de temporada: has dado el salto a Primera con el Rayo, indiscutible en el once para Sandoval e incluso viendo puerta como ante el Getafe o el Real Madrid. ¿Esperabas que las cosas fuesen tan bien tan rápido?
- Muy contento, en lo personal me está yendo muy bien; lo único que podría pedir es haber sacado algún punto más para el equipo en partidos como ante el Zaragoza o el Racing porque nos pudimos haber llevado los tres ante ambos y no solo un empate. Lo de los goles va por rachas, si me llegan a dar el anulado contra el Zaragoza llevaría ya cuatro. En Agosto lo habría firmado sin pensar, ojalá dure.

- Doblete en el Bernabéu con el gol más rápido que encaja el Madrid en Chamartín en toda su historia. ¿Qué se te pasa por la cabeza cuando bates a Íker?
- Jugar en ese estadio y contra esos futbolistas es algo muy grande, y marcarle a un portero como Íker con todo lo que tiene a sus espaldas y significa, pues imagínate. Pero de eso te das cuenta al cien por cien tras jugar, durante el partido no hay tiempo para pararse a pensar en eso y no lo aprecias del todo.

- Muy buen partido del Rayo, tuvisteis a los de Mou contra las cuerdas durante casi toda la primera parte, expulsan a Di María con 3-2, y al final os lleváis seis goles para Vallecas. ¿Cómo se digiere eso?
- Juegan en otra Liga, les basta con estar cerca del área para crear peligro y marcan con una facilidad que no te da margen de error, hay que hacer un partido perfecto y que ellos no estén finos para tener alguna opción de sacar puntos. Aún así da rabia porque les pusimos las cosas difíciles, pero con dos golpes te desarman aún con un jugador menos.

- Eres una de las revelaciones del inicio de Liga y cada partido se te ve con más confianza…
- Estoy contento con el rendimiento personal pero siempre se puede mejorar. La confianza me la da el Mister, al que le estoy muy agradecido, y yo sólo trato de devolverle esa confianza en el campo.

- Durante el verano sonaste para Betis, Granada, Espanyol o Deportivo pero al final tuviste que esperar a que los administradores del Rayo diesen el visto bueno a tu incorporación. ¿Había incertidumbre por si las cosas se torcían o sabías que era un mero trámite al llegar libre de contrato?
- Sabía que era cuestión de tiempo y papeleo, pero aún así no es algo cómodo. Lo que quería era ponerme cuanto antes a entrenar y no tener que preocuparme de otros asuntos. La situación del club es complicada pero me encontré con un vestuario ejemplar y eso pone las cosas mucho más fáciles. Poco a poco va volviendo a la normalidad.

- ¿Qué te pide Sandoval en el campo? ¿Tienes un rol parecido al que tenías en Vigo al coincidir de nuevo con Trashorras o en Vallecas gozas de más libertad para llegar desde segunda línea?
- El míster me está poniendo detrás del punta, donde me encuentro muy cómodo. Quiere que lance las jugadas de ataque y que entre desde segunda línea como dices. En Vigo jugué así a menudo pero actué más veces como mediocentro con Trashorras por delante. Aquí juego más arriba, hasta de delantero centro si hace falta.

- Te tocó vivir la cara amarga del fútbol con el penalty que fallaste en Granada pero a pesar de ello fuiste recibido como un héroe a la llegada del equipo a Vigo. El recuerdo del Celta y su afición debe ser impresionante.
- Sí, a la afición del Celta les estaré siempre agradecido, siempre me trataron genial. Les deseo lo mejor.

- A Michu le van muy bien las cosas en el Rayo, Adrián se hace un hueco a base de goles en el nuevo Atleti, Cazorla ya es el líder del Málaga y Mata es referencia en el Chelsea. Es el triunfo del Requexón y, en tu caso y en el de Adri (también Santi aunque acabase saliendo), el premio a los que en 2003 apostásteis por quedaros al lado del Real Oviedo.
- Del Requexón siempre salieron buenos jugadores, no hay más que mirar las plantillas del Oviedo en los años en Primera, siempre había muchos canteranos. Pero sí que es verdad que estos que citas se están saliendo, Campeones del Mundo y de Europa, y todos ellos en grandes equipos. Son la prueba de que si se trabaja bien el Oviedo puede sacar de la casa buenos jugadores.

- ¿Algo que decir a todos aquellos que se llenaron la boca diciendo que habías dejado escapar el tren de tu vida cuando rechazaste fichar por el Sporting? Al final el tiempo pone a cada uno en su sitio.
- No, no me importa lo que dijeran, mi futuro lo elijo yo y si tomé esa decisión fue porque me pareció la correcta. Desde entonces me dediqué a trabajar para ganarme otra oportunidad y ahora por fin estoy en Primera cumpliendo mi sueño. Cada uno puede opinar lo que quiera.

- Nuestro Oviedín ha vuelto a empezar mal la temporada, tercer año consecutivo que se tropieza en la misma piedra. Pacheta habla de ansiedad y también lo hacía Pichi Lucas en su día. ¿Qué hay de cierto en eso? ¿Tanto pesa nuestra camiseta? ¿Cómo afecta al futbolista esa presión por jugar en el Real Oviedo?
- Al Oviedo sólo le vale estar arriba y ascender, supone una presión muy grande que puede motivar mucho al futbolista ya que a todo el mundo le gusta pelear por objetivos grandes. Pero si las cosas se tuercen la presión es todavía mayor, juega en tu contra y la camiseta sí que puede comenzar a pesar más de la cuenta. Tampoco ayudan los problemas que hay fuera de lo deportivo. Es importante que la gente siga apoyando como siempre y enganchar un par de victorias, cuando Pacheta lo consiguió el año pasado el equipo se vino arriba.

- ¿Qué necesita el equipo para ir hacia arriba? Todos los veranos la ilusión es máxima pero siempre pasa algo que nos devuelve a la tierra, parece que el túnel no tenga fin.
- En el fútbol puede pasar de todo y nada asegura que las cosas vayan a ir como se espera, pero con esta son ya nueve temporadas entre Segunda B y Tercera así que algo se tiene que estar haciendo mal para que no se consiga llegar a la LFP. Ojalá no haya una décima y por fin vayamos para arriba, hay tiempo y equipo.

- ¿Ves solución a corto plazo para el Club? Tanto a nivel deportivo como extradeportivo… en Oviedo hace mucho que no se habla de fútbol.
- Lo primero que hace falta es que haya calma en lo extradeportivo y confianza en los dirigentes. A partir de ahí se puede empezar a trabajar. Si estos no pueden transmitir esa confianza entonces quizá sea necesario un cambio.

- Con vosotros era distinto, la conexión plantilla-directiva-afición era simplemente maravillosa. ¿Era ese vestuario (2003/04-2004/05) tan especial como lo parecía desde fuera?
- Esos años fueron muy jodidos y todo el que estaba en el Oviedo sabía que había que arrimar el hombro sin dudar. Jugadores, aficionados, cuerpo técnico… todo el mundo lo tenía claro e iba en la misma dirección. El vestuario también y por eso había un gran grupo.

- ¿Qué momento recuerdas con más cariño como oviedista? Obviando el 1-5 en Ávila y el posterior ascenso que me imagino tuvo que ser indescriptible desde dentro.
- Mi debut en el Tartiere con el primer equipo. Ganamos 1-0 (al Siero) y yo anoté el gol del triunfo.

- Eres uno de los nuestros, y como tal, disfrutamos de tus éxitos como si fuesen propios. ¿Un mensaje para la afición?
- Que sigan ahí apoyando por duro que sea, porque sin ellos esto se acaba. Ya llegará la recompensa, seguro.

- Muchas gracias por la entrevista y por tu oviedismo. Eres un ejemplo para todos los chavales que salen del Requexón. Un abrazo muy grande y mucha suerte para ti y para el Rayo esta temporada.
- Muchas gracias a ti también y suerte con la página.

Y muchas gracias también al personaje de Pelayo por la inestimable colaboración. Otro grande!