24/8/11

Inicio liguero, costumbres intactas

Se siguió con la tradición, no recuerdo un comienzo de Liga victorioso del Real Oviedo que no fuese en Tercera División, habría que echar la vista atrás hasta la década de los 90, no tengo el dato exacto. El equipo plantó cara en Butarque, no salió intenso y en cuatro minutos el partido se puso imposible con el doblete de Víctor, pero aún así los de Pacheta no se vinieron abajo, acorralaron en su área al Leganés y llegaron a poner las tablas en el marcador, aunque la alegría durase bien poco. Los errores defensivos y el riesgo se pagan caros si enfrente tienes a un jugador diferencial como Víctor.

La sensación general que dejaron los azules en Madrid no fue mala, pero a fin de cuentas lo que importa es el resultado, no se pudo dar el golpe encima de la mesa en la casa de un rival directo y ahora vencer al Toledo en el Tartiere es obligado si no se quiere empezar la Liga con el déficit y las dudas de anteriores campeonatos. Ganar y convencer, dejar buena imagen siendo el equipo fuerte y convincente que se fue a finales de la pasada campaña y el que se vio en pretemporada, y por qué no decirlo, durante muchos minutos del partido ante el Leganés.

Víctor marcó las diferencias, jugador de superior categoría, ha hecho goles allí donde ha estado sin importar división o edad. Tenerife, Valladolid, Villarreal, Cartagena, todos han disfrutado de sus tantos y de su implicación. Regresó a Leganés para colgar las botas donde empezó todo; por desgracia tuvo que despejar las dudas sobre su fútbol ante nosotros, no podía ser otro. Dice Rubén García hoy en LNE que Manu Busto y Abásolo son posiblemente los dos mejores futbolistas de Segunda B, pero no deberíamos olvidarnos de este menudo goleador que con sus goles tendrá al Leganés peleando por los puestos altos.

Ganas de ver al equipo el Domingo, ganas de comprobar cómo afronta Pacheta el duelo sabiendo que los tres puntos son obligados pero que también lo es vencer el miércoles al Lugo en 1ª Ronda de Copa del Rey para evitar caer en la Copa Federación, y por qué no, seguir con el sueño de la competición del KO, siempre esquiva para el Real Oviedo. Son cuatro partidos en dos semanas, los esfuerzos están más repartidos que el año pasado pero quien no rote ante Toledo y Lugo deberá hacerlo ante el Celta B. Pacheta tiene que demostrar que pedía una plantilla corta por algo y que sabe mantener a todo el grupo enchufado.


Por último, deciros que un blog amigo, Categoria Inferior, se ha acordado de nuestro Real Oviedo y de nuestro delicado momento dedicándonos un artículo que incluye una mini entrevista que he tenido el placer de contestar. No estaría de más que os pasaráis por allí para agradecer el detalle y desear suerte a él, a su equipo y a uno de los nuestros como es Oinatz Aulestia, para esta temporada.

Foto:Lne.es