13/6/11

Planificación, el puzzle azul

Las semanas pasan, los movimientos se suceden y el rompecabezas de Pacheta comienza a aclararse. La renovación de Xavi Moré es inminente, el catalán dejó clara su intención de continuar incluso antes del final de Liga y será el siguiente que se comprometa con el Real Oviedo de manera oficial de cara a la temporada 2011/12. Será su tercera campaña, la irregularidad marcó las dos primeras y está ante el reto de ser diferencial durante todo el campeonato. En picos de forma Xavi Moré es jugador Top de la Segunda B; convertirle en regular es el desafío de Pacheta.

Quedan por atar las renovaciones de Jorge Rodríguez y Aitor Sanz. Ambos han mostrado su predispoción a formar parte del nuevo proyecto pero las posturas aún no están cercanas. El Club oferta a la baja, fijo más variable ante la escasez económica, los futbolistas quieren sacar el máximo posible. Juegan con las ofertas, Aitor dice que prioriza al Oviedo pero que escuchará a todos, es normal. Si el juego pasa a mayores la dirección deportiva no debe entrar en una subasta, nadie es insustituible y el compromiso puede llegar más lejos que la calidad.

El Club tampoco se para, filtra los nombres de Luciano, Goikoetxea o Barranco para presionar a los dos indecisos pero si ambos renuevan no habrá fichajes ni en el centro de la defensa ni en el mediocentro. Curioso que a final de curso se dijese que la retaguardia sería la línea con menos cambios cuando finalmente sólo continuarán Negredo, Jorge Rodríguez y Juanma. Escasez de efectivos, llegará un lateral diestro quedando seis jugadores para cuatro puestos y contando con la incógnita de Lucien Owona, del que Pacheta ha quedado prendado pero con nula experiencia a nivel competitivo. Visto el panorama se hace más difícil de entender que Gonzalo no siga en la disciplina azul, el burgalés podía ocupar el centro y los dos laterales.

El técnico cuenta con Jandrín y Pablo Espina para la pretemporada, ambos como alternativas a Xavi Moré y Nano en las bandas aunque no se descarta la llegada de otro extremo para completar el plantel. Es el último fichaje en la lista de prioridades, Pacheta debería esperar a ver a los chavales durante las primeras semanas para decidirse porque ambos están capacitados para dar el salto. Los dos Sub-23, aun con ficha del primer equipo podrían ir con el Vetusta en caso de no convocatoria con los mayores. El estilo Pacheta saca lo mejor de los extremos, les pone en el contexto adecuado para destacar; los guajes merecen la oportunidad por posibilidades y por rendimiento en el filial.

En la delantera faltan dos, Miguel estaba dispuesto a una rebaja de sueldo pero no al tijeretazo, y la dirección deportivo no piensa aumentar la oferta ya que por rendimiento en las dos campañas anteriores el Culebra no se ha ganado la continuidad. Manu Busto y Rubiato ya han renovado, el perfil de los dos que lleguen está por ver. Uno goleador, la gran inversión y prioridad de Pacheta para el plantel, se habla de Gorka Brit pero saldrán más nombres. El otro puede ser un ‘perfil Rubiato’, fuerte en la disputa y en el juego aéreo o por el contrario un futbolista rápido para correr al espacio y capaz de jugar en punta o en banda, dependerá del primer refuerzo en la delantera y de lo que den de sí Jandrín y Pablo Espina.

Dieciocho en plantilla, veinte contando a los dos chavales. El cupo máximo de fichas profesionales son 16, ahora mismo son diez a la espera de las renovaciones de Aitor y Jorge más tres fichajes por lo que no habrá limitación en las contrataciones. Plantilla corta, en defensa faltará un hombre si las lesiones o sanciones atacan; jugarse algo con Owona y Juanma como centrales titulares no parece suficiente. Es la apuesta de Pacheta, se ha ganado la confianza y hay que dársela. Las piezas van encajando.