5/2/11

Más que nunca, toca ser 'la 12 carbayona'

La venta se truncó, la puerta a la esperanza sigue abierta gracias al empeño y la pasión de Toño García, que parece estar destinado a ser presidente del Real Oviedo en un futuro cercano si todo sale como queremos. Una tragedia no consumar el traspaso y una rabia conocer a posteriori el proyecto de Pegaso para nuestro Club: Richard Rodríguez y Castillo, fichajes, Coronita, TV Azteca, conversaciones con Ayuntamiento y Principado … todo.

El tren ya pasó, se desconoce cuándo volverá a hacerlo. La prioridad pasa ahora por salvar la categoría de la manera más holgada posible, evitar agobios innecesarios que lleven los nervios a flor de piel en las últimas semanas. Hablar de lo extradeportivo no ayudará, es difícil pero la afición debe compaginar ambas prioridades porque tan importante es la salida de Alberto para el futuro del Real Oviedo como la permanencia en Segunda B de cara a la próxima temporada.

La plantilla es la que es, son ellos los únicos con los que contamos para evitar la debacle. No podemos dejarles sólos, no es la hora de reproches, no es momento de pensar en lo que debería dar esta plantilla sino en lo que somos capaces de sacar de ella. Los análisis y las evaluaciones para final de curso; hoy la prioridad es evitar el suspenso del alumno aunque sepamos que la capacidad es para aprobar con nota. La afición deberá poner la mejilla de nuevo, dejar el ‘orgullo’ de lado para alentar sin descanso al futbolista, salgan las cosas mejor o peor.

Un vestuario es complejo, muchos desconocen cómo funciona una caseta. El futbolista responde al estímulo y pocas veces al castigo, y más cuando la inercia es negativa como en nuestro caso. Ánimo continuo ante el fallo, lo único imperdonable es la falta de actitud pero no el error, nadie está libre de él. Debemos empezar a saber separar ambos términos porque cuando las cosas no salen cuesta un mundo invertir la dinámica; se pone todo pero no se recoge nada. Ellos son los primeros interesados en evitar un descenso histórico que les perseguiría toda su carrera, ahí están las trayectorias de Pepín, Jacobo, Castillo, Guerra y demás miembros de la 06/07.

Evitar polémicas, lo de ayer no tiene nombre porque la única perjudicada fue la plantilla, y por ende, el oviedismo. Si el objetivo es Alberto las campañas han de ir a por él, los futbolistas y el cuerpo técnico necesitan tranquilidad, paciencia y apoyo. Con gestos como éste o discusiones en redes sociales que después no extrañe si el nivel de implicación no sube o si alguno no tiene miramientos a la hora de reclamar lo firmado.

Que no se tome este artículo como un reproche a la afición, poco más podemos hacer. Pero ahora lo necesario es esto. Ánimo, apoyo y aliento, espolear cada jugada como si fuese la última, devolver el Espíritu 2003 también al césped. Tomar ejemplo de la grada de San Mamés, más volcada con el Athletic cuanto más delicada es la situación de los leones. Que nadie pueda poner un solo ‘pero’ a la actitud, entrega y comportamiento de la afición del Real Oviedo cuando acabe la temporada.