7/5/10

Último trámite, el momento se acerca

Las horas no pasan, la semana es larga, muy larga, el reloj parece que no avanza, todos deseámos que llegue el Lunes para conocer rival, organizar viaje, cuadrar agendas y quién sabe si negociar días de permiso en el trabajo. Antes falta cumplir el trámite ante el Universidad, hace tiempo que un partido a priori interesante importa tan poco. El oviedismo ya sólo tiene una cosa entre ceja y ceja.

Gestionar tarjetas, molestias y minutos. Pichi Lucas debe arriesgar lo mínimo posible con el once y la convocatoria que saque el Domingo, pero también deberá hilar fino porque cada jugador es un mundo y hay unos cuantos en la plantilla para los que pasarse tres semanas sin jugar es un mundo. Los apercibidos de sanción han de ser los primeros sacrificados, alinearlos en un riesgo innecesario. El técnico debe manejar los detalles: en playoff los ciclos de tarjetas se limpian pero si alguien ve la quinta amarilla ante el Universidad se perderá el primer partido de fase de ascenso.

Perona, Xavi Moré, Jorge Rodríguez y Dani Hedrera serán los primeros tachados de la lista por tal motivo. No es lo ideal que el catalán acumule tantas semanas sin minutos, lo ideal hubiese sido darle 30’ ante los canarios para no perder ritmo competitivo, pero el peligro no compensa. La pareja de centrales será Gonzalo-Artabe por eliminación, igual que Rubén González para el lateral diestro. El lateral zurdo para Javi Barral, ausente en Lanzarote. Armando Invernón debe darle descanso media parte o treinta minutos para no jugar con fuego; un defensa está expuesto siempre.

Pelayo no acumula tantos minutos en el centro del campo como Curro, el chaval debe tener prioridad sobre el extremeño para que éste salga de refresco y recupere sensaciones en un buen puñado de minutos. Mario Prieto está creciendo en el equipo, Rubén García necesita confianza para volver a su máximo nivel … es decisión de Pichi, aunque el 4-3-3 puede ser una opción a tener en cuenta, y más teniendo en cuenta las molestias en el tobillo de Jandro. Rayco en derecha, Miguel en punta e Iván Ania en la izquierda para completar el dibujo.

Iván; Rubén González, Gonzalo, Artabe, Javi Barral; Mario Prieto, Rubén García, Curro; Rayco, Miguel e Iván Ania. Completar la lista con Aulestia, Invernón, Curro, Jandro y Manu Busto, siendo el portero y el cántabro los que cuenten con más opciones para no salir del banquillo en todo el choque. Esos son los nombres de Ovieditis. Si no se quiere arriesgar 90 minutos con Gonzalo cabe la posibilidad de que Mario Prieto pase al centro de la zaga y Curro ocupe su lugar en el mediocampo, todo dependerá de las sensaciones y del riesgo de expulsión si es que existe.

Un once que se hace eliminando nombres de la pizarra en lugar de añadiéndolos. La prioridad no es el partido del fin de semana sino el siguiente. El objetivo: que los once que salgan de inicio y los tres que lo hagan a lo largo del duelo compitan de tú a tú con un rival que vendrá a dispuesto a morir por los tres puntos, se juegan estar en el playoff. La imbatibilidad en el Tartiere es bonita pero es una estadística más que algún día tendrá que romperse; no es algo que deba quitar el sueño.

Desde aquí animo a todos los oviedistas a que acudan al Estadio el Domingo a pesar de lo poco que nos va en el envite. Que vayan creando ambiente, que contagien a la ciudad y a toda Asturias, en poco tiempo comenzará la batalla por volver al lugar que nunca jamás debimos abandonar (LFP) y necesitamos que todos seamos uno. Amigos, la espera habrá acabado dentro de poco, lo estamos tocando con la yema de los dedos. Es el momento. VOLVEMOS.