10/2/10

Primera batalla, recomponer la zaga

Plantilla corta, ausencia de recambios en dos puestos de la retaguardia, José Manuel se jugó la carta de la polivalencia y el riesgo tiene consecuencias. Ante el Conquense Pichi Lucas deberá apostar por una defensa inédita; las ausencias de Gonzalo y Dani Hedrera dejan a Jorge Rodríguez como único central puro a parte de Artabe, recién incorporado desde el filial y que aún no ha debutado con el primer equipo.

Es decisión del entrenador si apostar el cambio hombre por hombre en el centro de la zaga para no tocar el resto, o si por el contrario, decide modificar roles y mover de sitio varias piezas clave del once que se ha afianzado como el titular y que ha metido al Real Oviedo a los puestos de playoff de ascenso a Segunda División. No tiene muchas opciones Pichi Lucas, cuatro posibles variables para la zaga, no hay más.

PLAN A

Opción conocida, fue tónica habitual a principio de temporada y es la que menos riesgo conlleva pues supone apostar por jugadores veteranos para los que la presión no es nueva. Partido clave, máxima tensión, más de 10.000 espectadores en el Tartiere … la experiencia será un grado.

Rubén González y Jorge Rodríguez son fijos en sus puestos naturales, lado diestro de la zaga para ellos. Javi Barral abandona el lateral para pasar al centro, perfil zurdo: aportará velocidad, salida de balón, podremos adelantar unos metros la línea de presión; por el contrario, perderemos juego áereo, marca y colocación. No es central zurdo pero cumplió sin estridencias en las primeras jornadas, puede ser un buen parche para salir del paso aunque perdemos a un magnífico lateral.

Armando Invernón en el carril izquierdo, misma posición que ocupó durante prácticamente media Liga y que le llevó al ojo del huracán. No fue bueno su rendimiento, aunque parezca mentira su perfil defensivo fue un hándicap, incapacidad para ayudar en la salida de balón y dar profundidad a la banda. Como volante no queda retratado, no tiene tantas obligaciones en la creación y su espíritu de sacrificio suman a la hora de presionar y ayudar a su lateral.

El cambio de posición de Invernón obliga a modificar también el centro del campo. Dos hombres para un puesto, Jandro e Iván Ania. El primero jugaría en la derecha para que Xavi Moré jugase a pierna cambiada; el segundo en su posición natural, calidad y técnica al servicio del equipo.



PLAN B

Recambio hombre por hombre, no tocas al resto del once, mantienes roles y la confianza que supone afianzarse en un puesto y ver que las victorias llegan. Significaría la oportunidad para Artabe, central del Vetusta y desde la semana pasada con ficha del primer equipo para llenar el cupo de Sub-23. Apostar por él sería una queja pública de Pichi Lucas a la confección de la plantilla, es jugador de la primera plantilla por las circunstancias, no entraba en las quinielas a principio de temporada.

Juego áereo, contundencia; es su posición natural, lleva entrenando con el ‘A’ casi todo el año así que no es necesaria adaptación. Juegan en su contra la inexperencia, debutar ante 10.000 personas en un partido clave puede ser un honor pero también una presión excesiva, estaría mirado con lupa. Craso error, las responsabilidades deberían ser para otros y no para el chaval … pero así es el fútbol. Pichi Lucas le tiene en cuenta, lo ha dicho durante la semana. Tendrá sus opciones.

PLAN C

Javi Barral como central zurdo, la apuesta para el lateral no sería Invernón sino Ernesto. Ya sabe lo que es ser titular en partido de Liga, fue dueño del ‘3’ ante Cacereño, Sporting ‘B’, Tenerife ‘B’ y Cerro Reyes; después desapareció de las convocatorias sin explicación alguna para ser uno más del Vetusta, para ayudar en la lucha del filial por ascender a Tercera. Armando seguiría como volante en el mediocampo.

Destaca por su alegría ofensiva, facilidad para jugar a pocos toques y dar salida desde atrás, no tiene reparos en pasar de centro del campo y apoyar al volante. Los problemas llegan cuando el rival busca su espalda, no domina el juego de posición pero lo suple con velocidad, estaría por ver su rendimiento ante un equipo de calidad y que le busque las cosquillas.

Ernesto sería mi apuesta sin ninguna duda. Das continuidad al centro del campo, colocas a un chaval con futuro en su posición natural y cubres el parche del centro de la zaga con alguien con experiencia en la posición.


PLAN D

Mantener la colunma vertebral, cubrir la baja de Dani Hedrera sin tocar al resto. Si Pichi Lucas apuesta por ello pero no se decide a darle la alternativa a Artabe, la solución sería colocar junto a Jorge a Pelayo o Mario Prieto.

El primero ya formó pareja de centrales en el partido de ida tras la expulsión de Gonzalo y quedándose el Real Oviedo en inferioridad; aguantó el tipo, 0-0 y expediente cubierto. Garantiza salida de balón e ímpetu, sufriría en exceso con balones a la espalda y en las ayudas al lateral. El segundo fue un recurso la temporada pasada, quedó retratado en el partido de Copa del Rey ante la Ponferradina en el Tartiere: pierde el sitio con frecuencia, rompe el fuera de juego y es demasiado agresivo en sus acciones, también penaliza en la salida; tan solo ayudaría en el juego áereo y en el corte. Opción totalmente descartada si yo fuese el entrenador.

Apuesta Ovieditis: Aulestia; Rubén González, Jorge Rodríguez, Javi Barral, Ernesto.