17/12/09

El Oviedo que viene

Victoria obligada la del Domingo tras el varapalo que supuso regalar dos puntos ante el Vecindario. Hablaba de que no podemos regalar, que una pérdida de concentración en una sóla jugada puede salir muy caro, como ocurrió la semana pasada en el Municipal gran canario. El duelo agonizaba, el Oviedo se traía tres puntos vitales a pesar de que los blanquinegros habían hecho méritos a lo largo de la última media hora para al menos rascar un empate; en la rula no preguntan, apuntan, y de nada servía el buen juego de los de Raúl Borrero visto el 0-2. Pero en el minuto 89 un despiste en la marca, ausencia de ayuda defensiva, supone el 1-2, cinco minutos de descuento y esperanza para los locales de lograr la hombrada. El final todos lo sabemos.

Contra el Lanzarote no puede ocurrir lo mismo. Los isleños son colistas, a domicilio únicamente han logrado un punto de veinticuatro posibles, por lo que terminar el 2009 con una victoria es un deber para el Real Oviedo. Los azules están a cuatro puntos del cuarto puesto, a seis del líder; distancia mínima cuando quedan veintiún partidos por disputarse. Comenzar 2010 pegado al grupo de los de arriba es importante, los cuatro primeros puestos siempre deben estar a tiro para mantenernos en la lucha.

Quizá para el primer partido del año próximo la plantilla haya sufrido modificaciones, no se sabe. La secretaría técnica está trabajando en ello con distintas opciones tanto para salir como para entrar. En el punto de mira para hacer las maletas están tres futbolistas: Sergio Villanueva, Ander Larrea y Nacho Méndez. Dependiendo de quién abandone el Real Oviedo el fichaje será uno u otro, pero antes de contratar alguien debe salir.

Chicho estaba descartado hace tres semanas, pero sus minutos ante Villanovense y Vecindario hacen pensar que quizá Pichi Lucas cuente con él para la segunda vuelta; también puede ser síntoma de que se está ‘mostrando’ el jugador al mercado de cara a un posible interés de otros clubes. Sea cual sea la situación, la única certeza es que la salida de Villanueva es la que abre un abanico más amplio de posibles incorporaciones.

El siguiente en la lista es Ander Larrea: el lateral vasco no ha disputado ni un minuto en la presente Liga y egoístamente él debe pensar en salir del RO si no le van a conceder ni siquiera la oportunidad de demostrar si vale o no. La opinión que tiene Ovieditis sobre el jugador es conocida; me gustaría que se quedase pero no a costa de que pierda un año de su carrera deportiva sin jugar. Su salida implicaría que el delantero a fichar fuese Sub-23, y además, que el central del Vetusta Artabe pasase a ser una alternativa más para la zaga del Real Oviedo.

El otro con opciones de abandonar la nave azul, en este caso como cedido, es Nacho Méndez. Jugador Sub-23, su baja y el nuevo fichaje serían un cambio de cromos, hombre por hombre. Empezó contando tanto para Raúl González como para Pichi Lucas, pero en las últimas semanas Sergio Villanueva le ha comido la tostada e incluso ni se vistió de corto en Vecindario a pesar de formar parte de la expedición. Me extrañaría su salida pero no la vería con malos ojos siempre y cuando suponga que el chaval tiene garantizados los minutos en Tercera División.



Haya o no haya incorporaciones, el equipo sufrirá cambios en 2010 con la recuperación de los lesionados. Miguel volverá al eje del ataque tras su problema renal, del cual ya ha recibido el alta. También lo harán Manu Busto e Iván Ania, y visto el buen rendimiento de Javi Barral e Invernón en banda izquierda, parece que el jugador cántabro abandonará definitivamente el costado para pelear por el puesto de acompañante del ‘9’ con Rayco, que no ha salido muy reforzado de los últimos partidos dada su negación de cara a puerta. En caso de que en el mercado de invierno llegase finalmente un jugador de ataque, la cosa estaría complicada para ambos.

Se readaptarán roles, Jandro volverá a disputarse el puesto con Xavi Moré en la diestra y Ernesto tendrá el camino ligeramente despejado para entrar en el lateral ya que Invernón se afianza como volante zurdo. Rara la situación del canterano, estaba en un gran momento cuando salió del equipo y nunca más volvió a entrar … algo debe haber tras esa falta de minutos porque explicación lógica para el ostracismo no existe.

2010 debe ser el año: se partirá en buena posición, se contará con la totalidad de la plantilla y una vuelta por delante para conseguir el primer objetivo. Pero antes hay que cerrar como se debe un buen 2009; si no, de nada habrá servido lo hecho en el último mes.